sábado, 20 de abril de 2024
Gaudium news > Juez en Estados Unidos suspende aplicación de mandato antinatalista a familia de empresarios católicos

Juez en Estados Unidos suspende aplicación de mandato antinatalista a familia de empresarios católicos

Denver (Martes, 31-07-2012, Gaudium Press) La organización Alliance Defending Freedom anunció el pasado viernes 27 de julio la primera victoria legal de los empresarios católicos frente al mandato antinatalista del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos. La familia Newland, propietarios de una compañia de aire acondicionado, demandó la norma ante la Corte de Distrito de Colorado, por considerar que ésta viola su libertad religiosa al imponer la inclusión de productos contrarios a la fe católica dentro de la cobertura de salud que deben pagar de forma obligatoria para los empleados. Por tratarse de una empresa con ánimo de lucro, Hercules Industries no está amparada por las excepciones concedidas a empleadores religiosos.

NewlandPhoto1.jpg
La familia Newland se opuso firmemente a obedecer una norma que va en contra de la moral católica.

El juez federal de distrito John L. Kane, tras escuchar los argumentos en favor y en contra de la demanda, decidió, como medida preliminar, suspender la aplicación del controvertido mandato a la empresa de la familia Newland mientras avanza el proceso legal. En opinión del jurista, los argumentos del gobierno «son contrarrestados y sin duda sobrepasados por el interés público en el libre ejercicio de la religión». El juez también advirtió que los perjuicios que el Estado podría recibir por la objeción de consciencia de los propietarios «palidecen en comparación con la posible violación de los derechos constitucionales de los demandantes».

«El costo de la libertad para esta familia podría ser de millones de dólares por año en multas que arruinarían su negocio si la administración Obama se sale con la suya», denunció Matt Bowman, consejero legal de la familia Newland. Las multas se calculan de acuerdo al número de empleados y, en general, se considera que es improbable sostener una actividad económica bajo esa carga económica. «Cada americano, incluyendo los propietarios de negocios familiares, deberían poder ser libres para vivir y hacer negocios de acuerdo a su fe», continuó el abogado. «Por ahora, Hercules Industries podrá hacer justamente eso».

Esta noticia fue recibida con gran satisfacción por los católicos, que ven una esperanza de superar la imposición gubernamental. «La decisión del juez Kane (…) en contra del mandato de la HHS interpretó bien la ley. El derecho a la libertad religiosa no termina en la puerta de entrada de un almacén», aseguró Hannah Smith, Consejera Senior del Fondo Becket para la Libertad Religiosa. «Esta decisión augura la desaparición de los intentos de la actual administración para sacar la actividad religiosa de la plaza pública y confinarla dentro de las cuatro paredes de una iglesia».

La familia Newland demandó el mandato antinatalista de la HHS el pasado 30 de abril, tras hacer la previsión de que la norma los afectaría en noviembre de 2012, fecha de caducidad de la cobertura de salud actualmente contratada para los empleados de la empresa. Su demanda hace parte de una serie de respuestas legales que diversas instituciones y particulares han interpuesto para hacer frente a la medida gubernamental (ver nota anterior).

Gaudium Press / Miguel Farías.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas