miércoles, 05 de agosto de 2020
Gaudium news > Después de provocar polémica en Roma, “Ángeles y Demonios” se estrena este viernes en el país

Después de provocar polémica en Roma, “Ángeles y Demonios” se estrena este viernes en el país

São Paulo (Viernes, 15-05-2009, Gaudium Press) Como ya se esperaba, la película “Ángeles y Demonios” – sobre una trama secreta para asesinar al Papa y explotar el Vaticano – no pasó incólume a los ojos de la Santa Sede, a pesar de muchos religiosos prefiriesen que así lo fuera.   Después de meses de controversia – la producción no fue autorizada a grabar en la Basílica de San Pedro y en iglesias romanas, sufrió críticas de cardenales decanos de la Iglesia y fue tema de editorial del diario Osservatore Romano – la película finalmente llegó a los cines.

En el Vaticano, los defensores de la política del “dejar de lado” alegaban que cuanto más se hablara de la película y cuanto más lo condenaran, más atención estarían atrayendo a la obra. Esa ponderación racional no surgió de la nada. Los religiosos que optaron por la desconsideración estaban escaldados por polémicas anteriores envolviendo a la Iglesia y obras de ficción cinematográfica y literaria que abordaban su mundo.

La última de estas polémicas envolvió justamente la producción del “Código da Vinci” – película adaptada del mismo autor en cuyo libro Ángeles y Demonios es basado, dirigido por el mismo cineasta y protagonizado por el mismo actor, Tom Hanks. “El Código da Vinci” hablaba de un ficticio “lobby” secular de la Iglesia para evitar que la información de que Jesús y María Magdalena que se habrían casado y tenido descendientes viniera al público.

En la época, la Iglesia salió bastante desgastada de la polémica con el libro y, después, con la película, ya que la obra se habría vuelto un gran fenómeno y un best-seller global.

En la semana pasada, cuando se estrenó “Ángeles y Demonios” en el circuito italiano, el diario vaticano “L’Osservatore Romano abordó justamente la cuestión de cómo la Iglesia se posiciona en los medios de comunicaciones. Uno de los textos decía que “el suceso de libros y películas como “El Código Da Vinci” y “Ángeles y Demonios” debería hacer que la Iglesia Católica repensara la manera de cómo emplean los medios de comunicación para presentarse”.

Conforme abordó la Radio Vaticana, fueron dos de los editoriales sobre la obra, que pusieron fin al silencio institucional de la Santa Sede en relación a la película. Los editoriales no critican o elogian la película abiertamente, pero traen una mezcla de comentarios positivos y otros más negativos, con claro posicionamiento.

Uno de los editoriales clasifica la película de “efímero”, pero también admite que él “prende la atención”, y dice que el trabajo de cámara fue “esplendido”. Según la reseña, la película es “pretensiosa”, pero la dirección de Ron Howard es “dinámica y atrayente”.

Ya el editorial “El secreto de su suceso” pondera que la Iglesia debería preguntarse porque una visión “simplista y parcial” de la misma, conforme la demostrada en las obras de Dan Brown, encuentra tanto eco, aún entre católicos.

“Sería probablemente un exagero considerar los libros de Dan Brown una señal de alarma, pero quizás ellos deban ser un estímulo para que se repiense y renueve la manera de cómo la Iglesia emplea los medios de comunicación, para explicar sus posiciones sobre las cuestiones más candentes del momento”, dice el texto.

En “Ángeles y Demonios”, el simbologista Robert Langdon retorna a la pantalla de los cines para “intentar ayudar al Vaticano a rescatar cardenales secuestrados que están siendo asesinados de hora en hora”. Para desactivar una bomba-reloj, él tiene que encontrar y descifrar pistas ligadas a una sociedad secreta secular llamada “Illuminati”.

El director de la película, Ron Howard, acusó al Vaticano de obstruir el trabajo de las grabaciones en Roma – “fue necesario recrear escenas del Vaticano y de algunas iglesias de Roma en Los Ángeles”, dijo – y de haber hecho lobby para cancelar una fiesta de lanzamiento de la película en la capital italiana.

A parte de eso, el obispo italiano Antonio Rosario Mennonna, de 102 años, denunció la película en la Fiscalía de Roma diciendo que es “difamatorio y ofensivo a los valores de la iglesia y al prestigio de la Santa Sede”. Él pidió que los católicos no fuesen a ver. Lo mismo hizo el obispo americano William Donahue, que tachó la película de “anticatólico”.

Ron Howard, claro, agradeció la publicidad.

“Ángeles y Demonios” entra en circuito comercial en Brasil con 509 copias.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas