miércoles, 24 de julio de 2024
Gaudium news > Iglesia en Valencia realiza últimos preparativos para misión con casi 400 sacerdotes

Iglesia en Valencia realiza últimos preparativos para misión con casi 400 sacerdotes

Valencia (Lunes, 04-02-2013, Gaudium Press) La Arquidiócesis de Valencia realiza los últimos preparativos para la llamativa «Misión Porta Fide», una iniciativa para el Año de la Fe que busca que los sacerdotes salgan de sus parroquias a predicar el Evangelio a los más alejados. Las predicaciones se llevarán a cabo desde el próximo 18 de febrero y serán encabezadas por el propio Arzobispo, Mons. Carlos Osoro, quien saldrá a predicar «como un sacerdote más», según el informativo diocesano Paraula.

mision-porta-fidei-cartel.png
Cartel de la Misión Porta Fidei, Arquidiócesis de Valencia.

El Arzobispo realizará cuatro predicaciones de cuaresma en la Catedral y luego lo hará fuera de su sede en el municipio de Ademuz los días 11 al 14 de marzo, siguiendo las pautas de la misión, que requiere el desplazamiento de los sacerdotes a otras parroquias y lugares de reunión como auditorios o centros culturales. Su primera predicación del día 18 de febrero en la Catedral inagurará la iniciativa a la que ya se han sumado 386 sacerdotes.

Los predicadores han llevado a cabo encuentros de preparación donde han interiorizado el sentido de la propuesta del Arzobispo. «Se trata de ayudar a la gente a que tenga un encuentro personal con Jesucristo», explicó en entrevista a Paraula el Vicario de Evangelización de Valencia, P. Javier Llopis. «La pretensión, por tanto, no es informativa y tampoco formativa. Lo que buscamos es facilitar el despertar de la fe».

MOns. Osoro.png
Mons. Carlos Osoro, Arzobispo de Valencia, dará inicio a las predicaciones de la Misión el próximo 18 de febrero.

Los contenidos de las homilías deben explicar los principios fundamentales de la fe, como la identidad de Dios como Creador y Padre o el papel de Jesucristo como Salvador. «Partimos de la base de que en la sociedad actual no se puede presuponer que se conoce y se vive desde la fe», explicó el Vicario, «porque muchos ya no la profesan. De ahí que sea necesario volver a realizar ese primer anuncio». Esta idea corresponde enteramente al sentido de la Nueva Evangelización, explicó.

«Incluso a los católicos practicantes es conveniente volver a anunciar los contenidos básicos de nuestra fe», aseguró el P. Llopis. Muchos de los creyentes conocen la fe apenas superficialmente o, conociéndola, no la traducen en un testimonio de vida coherente. «Una fe auténtica implica celebrarla, estar integrado en la vida parroquial, cambiar de vida, dar testimonio», comentó. El Vicario también destacó que la fe de un pueblo no puede medirse en la cantidad de fieles, sino en la calidad de su fe.»Desde un punto de vista cualitativo, ¿es Jesucristo desde donde tomamos siempre las decisiones de nuestra vida o nos dejamos llevar a veces por otros criterios?», cuestionó el sacerdote.

El Vicario de Evangelización explicó que la intención de los sacerdotes de acercarse a los alejados debe estar acompañada por la colaboración estrecha de los fieles. «Invitamos a todos los católicos a que no vayan solos a las predicaciones, sino que vayan acompañados por alguien. Que seamos capaces de invitar a otros a participar de la Misión: un familiar, un amigo, un compañero… estén en la situación que estén», solicitó.

El hecho de salir de las parroquias y predicar a otras comunidades hará más fácil para los sacerdotes y los fieles entender que la Misión es una ocasión especial. «El párroco de la iglesia anfitriona estará sentado escuchando junto con su feligresía», anticipó el P. Llopis. «De este modo, se quiere subrayar que él es también destinatario de la Misión. Pero, además, es una manera de significar que estas predicaciones van a ser especiales. Lo son ya desde el momento de estar enmarcadas en el Año de la Fe, que está celebrando toda la Iglesia universal».

Finalmente, el Vicario destacó el carácter «experiencial» de las predicaciones de la Misión, que tratarán temas como la búsqueda de Dios, el perdón de los pecados y la identidad de Dios en cada una de las Personas de la Santísima Trinidad. «Habrá una parte vivencial, de modo que el sacerdote compartirá su testimonio personal, como testigo de la fe en Cristo. Eso siempre tiene una fuerza especial», concluyó.

Con información de Paraula.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas