martes, 31 de enero de 2023
Gaudium news > "El don de la Madre Laura se vuelve ahora un don para toda la Iglesia"; dice responsable de la Sección Mujer del Pontificio Consejo para los Laicos

"El don de la Madre Laura se vuelve ahora un don para toda la Iglesia"; dice responsable de la Sección Mujer del Pontificio Consejo para los Laicos

Roma (Miércoles, 24-04-2013, Gaudium Press) El próximo 12 de mayo la Iglesia Universal tendrá un nuevo grupo de santos reconocidos. Entre ellos se encuentra la Madre Laura Montoya Upegui, religiosa colombiana fundadora de las Misioneras de María Inmaculada y de Santa Catalina de Siena, comunidad conocida también como «Misioneras de la Madre Laura».

La religiosa, quien se convertirá en la primera santa de Colombia, fue una mujer valiente e «intrépida» para su época que dedicó su servicio a Dios ayudando a los más necesitados, pero, de un modo especial, a los indígenas, a quienes llevó la luz del Evangelio y el amor de Dios.

Justamente sobre la figura y el testimonio como mujer que dio y da hoy a la Iglesia la futura santa colombiana habló con Gaudium Press Ana Cristina Villa Betancourt, colombiana y responsable de la Sección Mujer del Pontificio Consejo para los Laicos. Compartimos a continuación la entrevista:

Ana Cristina Villa.jpg
Ana Cristina Villa Betancourt, Responsable de la Sección Mujer del Pontificio Consejo para los Laicos.

Gaudium Press – ¿Qué significado tiene para usted la Canonización de la Madre Laura Montoya?

Ana Cristina Villa – Pienso que la figura de la Madre Laura es hermosísima, es interesantísima. La Canonización es una oportunidad para que todos los reflectores se pongan sobre ella, para que la conozcamos (…) Me parece que el mensaje más fuerte de ella es lo que puede hacer una mujer cuando se deja inflamar por el amor de Dios. La empresa que emprendió era de locos: internarse en los lugares más inhóspitos y remotos de la geografía colombiana, para buscar a personas que estaban sin atención y brindarles el don más grande, que es el don de la fe; es sorprendente. Lo que le movía era el amor, eso es para mí lo que me parece más fuerte de esta mujer; el dejarse inflamar por un muy grande amor, por Dios, que se transforma en amor por las personas.

Gaudium Press – En la cultura actual ¿qué mensaje y testimonio cree que brinda la religiosa colombiana?

Ana Cristina Villa – Creo que es un mensaje muy fuerte para todas las mujeres. A veces, en la cultura de nuestro tiempo, que es una cultura tan centrada en «mí mismo», en «mí realización personal», tendemos a ser muy egocéntricos, y muchas veces las mujeres nos olvidamos de esa capacidad nuestra de amar, y de las grandes cosas que podemos hacer si nos dejamos impulsar por el amor. Es un mensaje muy fuerte que rompe los paradigmas, puesto que nacimos no tanto para cuidar de los propios intereses, sino para cuidar de otros; y, de pronto, en ese cuidar de otros es que se encuentra la realización.

Gaudium Press – … Y como colombiana ¿qué importancia cree que tiene para su país la Canonización de la Madre Laura?

Ana Cristina Villa – Es un fruto maduro de la evangelización en nuestro país. Una muestra de lo arraigada que está la fe en la identidad y en la cultura colombiana. Creo que habla que Colombia es un país católico y es cuna de grandes santos que estamos apenas descubriendo y empezando a conocer. Una grande mujer, con la gran obra que emprendió y también con su profunda vida espiritual, vida interior, que está testimoniada en sus escritos. Con la obra hermosa que dejó de las misioneras nos muestra que hay grandes frutos de espiritualidad y de santidad en nuestro país y un testimonio para la Iglesia Universal. El don de la Madre Laura se vuelve ahora un don para toda la Iglesia.

Madre Laura Montoya.JPG
Algunos instantes inmortalizados de las catequesis que ofrecía la Madre Laura a los indígenas colombianos.

Pienso también que es un signo de cómo nuestro país tiene mucho que dar a nivel de la fe. Y me parece bonito, una coincidencia de Dios, que el que la canonice sea el primer Papa latinomaericano (…) El Papa latinoamericano, esa gran santa latinoamericana, muestra que la Iglesia en América Latina está viva, es una gran fuerza en la Ilgesia Universal, y tenemos mucho que dar.

Gaudium Press – Usted hizo referencia sobre la profunda vida interior y vida espiritual de la Madre laura. Hoy ¿qué importancia tiene el cultivo de la vida interior?

Ana Cristina Villa – Es importantísimo. Yo pienso que nuestra cultura, nuestro mundo, es una cultura que te saca mucho. En parte porque vivimos todos corriendo, a las carreras, como que parece que el día no alcanza y, además, porque hay muchas distracciones (…) En cambio, cuando tenemos esos espacios de silencio, es cuando las preguntas fundamentales de la vida se abren; yo puedo sentarme y pensar: qué estoy haciendo con mi vida, para dónde voy, estoy contento con lo que estoy haciendo, estoy creciendo, estoy de verdad logrando lo que Dios quiere de mí. Entonces si siempre ha sido una urgencia para todo ser humano cultuvar esa relación con Dios, cultivarlo en lo ítimo de su corazón, pienso que en nuestro tiempo es mucho más (…) Son momentos en los que uno puede recogerse, hacer un balance de lo que está pasando, encomendarle a Dios las muchas preocupaciones, eso ayuda a que podamos caminar con más certeza y con la mano de Dios.

Gaudium Press / Sonia Trujillo

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas