sábado, 26 de noviembre de 2022
Gaudium news > Corpus Christi: la institución y el instituido solemnizados por la Santa Iglesia

Corpus Christi: la institución y el instituido solemnizados por la Santa Iglesia

Redacción (Viernes, 31-05-2013, Gaudium Press) Celebrada universalmente desde 1264, la fiesta de Corpus Christi posee la única procesión de precepto de la Iglesia Católica; los fieles son invitados a participar de ese cortejo religioso en adoración al Cuerpo de Cristo, la Eucaristía.

1.jpg

Su institución es conmemorada el Jueves Santo entretanto, dentro del contexto de la Cuaresma, no es posible una festividad. Debido a eso, la fiesta de Corpus Christi que ya acontecía en la Diócesis de Liège (Bélgica), fue preceptuada a toda Iglesia Católica por Su Santidad, el Papa Urbano IV. Ella ocurre en el primer jueves después del domingo dedicado a la Santísima Trinidad. En algunos lugares la fiesta se traslada al domingo.

¿Cómo esta adorable costumbre se tornó precepto litúrgico?

2.jpgSanta Juliana de Mont Cornillon, nacida en Retines cerca de Liège, Bélgica, en 1193, fue la enviada por Dios para propiciar esta Fiesta. Desde joven, tenía una gran veneración por el Santísimo Sacramento y siempre deseaba que se tuviese una fiesta especial en su honra. Este deseo se intensificó en virtud de una visión que tuvo de la Iglesia bajo la apariencia de luna llena con una mancha negra, que significaba la ausencia de esa solemnidad. La santa comunicó esta visión a Mons. Roberto de Thorete, el entonces obispo de Liège, Dominico Hugh, más tarde cardenal legado de los Países Bajos y a Jacques Pantaleón, en esa época arquidiácono de la ciudad, más tarde el Papa Urbano IV.

El obispo impresionado con el acontecimiento convocó un sínodo, en esa época los obispos tenían derecho de ordenar fiestas para sus diócesis, y ordenó que la celebración fuese hecha el año siguiente. Ella, entonces, fue celebrada en el año subsecuente el jueves posterior a la fiesta de la Santísima Trinidad. Más tarde un obispo alemán conoció la costumbre y la extendió por toda la actual Alemania. El Papa Urbano IV, en aquella época, tenía la corte en Orvieto, un poco al norte de Roma. Muy cerca de esta localidad está Bolsena, donde en 1263 o 1264 sucedió su famoso Milagro:

Un sacerdote que celebraba la Santa Misa tuvo dudas de que la Consagración fuese real. En el momento de partir la Sagrada Forma, vio salir de ella Sangre de la cual se fue impregnando y en seguida el corporal. La venerada reliquia fue llevada en procesión a Orvieto el 19 junio de 1264.

3.jpgEl Santo Padre movido por el prodigio, y por petición de varios obispos, hizo con que se extendiese la fiesta de Corpus Christi a toda la Iglesia por medio de la bula «Transiturus» del 8 de septiembre del mismo año, fijándola para el jueves después de la octava de Pentecostés y otorgando muchas indulgencias a todos los que asistan a la Santa Misa y el oficio. Ninguno de los decretos habla de la procesión con el Santísimo como un aspecto de la celebración. Sin embargo estas procesiones fueron dotadas de indulgencias por los Papas Martinho V y Eugenio IV, y se hicieron bastante comunes a partir del siglo XIV.

Finalmente, el Concilio de Trento declara que muy piadosa y religiosamente fue introducida en la Iglesia de Dios la costumbre, que todos los años, determinado día festivo, sea celebrado este excelso y venerable Sacramento con singular veneración y solemnidad; y reverente y honoríficamente sea llevado en procesión por las calles y lugares públicos. En esto los cristianos expresan su adoración y memoria por tan inefable y divino beneficio, por el cual se hace nuevamente presente la victoria de la Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas