domingo, 14 de abril de 2024
Gaudium news > Misioneros Católicos ayudan a leprosos a retomar la vida social

Misioneros Católicos ayudan a leprosos a retomar la vida social

Monrovia, Liberia (Lunes, 24-06-2013, Gaudium Press) Muchas personas piensan que la lepra es cosa del pasado, como en la época en que fue escrita la Biblia. Entretanto, esa enfermedad continúa siendo un problema serio en los días de hoy. Augusta Galbusera, misionera italiana de la Consolata, convive de cerca con esa dura realidad, pues ayuda a enfermos, leprosos, en Liberia, continente africano, y afirma:

«Sí, la Lepra todavía existe. En Liberia, por ejemplo, se está esparciendo entre los jóvenes. Hoy son conocidos 14 casos en la región. Esto significa que la enfermedad no solo existe, sino que también se esparce».

1.jpg

La cuestión es, ¿cuál es la causa de la enfermedad? Especialistas creen que la lepra es un tipo de bacteria conocida como Mycobacterium leprae. Los gérmenes se esparcen por el aire, y, a través de las vías aéreas, contaminan el cuerpo antes de llegar a afectar la piel. Cada año, dos nuevos casos son diagnosticados en cada 300 mil habitantes. Los países más enfermos son Brasil, India, Liberia e Indonesia. Pero el mayor desafío es superar la segregación social, apunta la Misionera Augusta Galbusera:

«La lepra es una enfermedad que lleva a las personas lejos de la sociedad. En Liberia, los enfermos son literalmente expulsados de sus aldeas».

Los Misioneros de la Consolata también proporcionan remedios. Hace siglos, los mitos sobre la lepra existen. Debemos saber que ella no es tan contagiosa como se piensa, y que 95 por ciento de la población está inmune.

«Si una persona tiene un buen sistema inmunológico no es tan fácil de infectarse. Apenas 5 por ciento de las personas expuestas a la lepra son infectadas, el número es realmente muy bajo», concluyó la misionera de la Consolata.

Millares de años atrás, la enfermedad era muy común en China, India y Egipto. Hoy en día, sin embargo, todavía existe. No hay vacuna, mas, gracias a los antibióticos y el trabajo de organizaciones católicas, entre ellas la Congregación de la Consolata, más de 14 millones de personas fueron curadas en los últimos 20 años. (RMDC)

Con informaciones de Rome Reports.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas