martes, 23 de julio de 2024
Gaudium news > Ante el descenso de la natalidad: "La sociedad del bienestar económico nos está pasando la cuenta", expresó monseñor Bastres, en Chile

Ante el descenso de la natalidad: "La sociedad del bienestar económico nos está pasando la cuenta", expresó monseñor Bastres, en Chile

Punta Arenas (Viernes, 11-10-2013, Gaudium Press) Monseñor Bernardo Bastres, Obispo de Punta Arenas y Presidente de la Comisión Nacional de la Pastoral Familiar, se refirió recientemente a las cifras que entregó el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) que evidencian un cambio en la estructura de la familia en Chile.

Según el INE, el promedio de hijos por familia disminuyó en los últimos diez años de cuatro o cinco a dos y los matrimonios sin hijos aumentaron de 7.5% a 9.3%, tendencia que seguirá al alza según la institución.

Conforme al análisis de los datos entregados por la entidad, la transición demográfica que vive Chile se debe al desarrollo económico, cultural, social y la mejora en la calidad de vida. Proyecta que la tendencia al envejecimiento seguirá al alza, mientras que la tasa de fecundidad seguirá disminuyendo.

Sobre estas cifras, monseñor Bastres argumentó que una de las causas del descenso de la natalidad y sus efectos demográficos es el cambio de mentalidad y estilo de vida de los chilenos, quienes priorizan «el llegar a tener una mejor calidad de vida: una vivienda cómoda, fines de semana en viajes y diversiones, etc., en vez de tener hijos».

Agregando que «el sistema económico que se sustenta en que la felicidad consiste en tener de todo y lo mejor, lleva a que muchos padres no vean el tener hijos como el gran valor de su proyecto familiar», comentó monseñor Bastres, quien también dijo que otros factores incentivan a no tener hijos, como las largas jornadas laborales.

El prelado consideró que estos cambios influyen en la sociedad, porque «la primera socialización, como también los primeros gérmenes de la fe se viven y se desarrollan en la experiencia básica de la familia».

En este sentido, sostuvo que es necesario profundizar en la reflexión de lo que significa la «calidad de vida» para empezar a revertir esta tendencia. «Uno de los conceptos que deberíamos evangelizar es la ´calidad de vida` de la que tanto hablan nuestro políticos y economistas. ¿Para un cristiano qué significa? ¿Solo algo material?», dijo.

Finalmente, monseñor Bastres, expresó que si bien estos matrimonios jóvenes «llenarán sus intereses», al llegar a la ancianidad «será la suma de dos egoístas que experimentarán el mayor de todos los vacíos existenciales; me voy como todos, sin nada, pero con el agravante de llevar vacías mis manos, pues lo único que me cubrirá mi desnudez delante del Señor es haberle ayudado en su creación dejando descendientes que le sigan amando, conociendo y construyendo su Reino», puntualizó.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas