viernes, 12 de abril de 2024
Gaudium news > Obispos de Chile llaman a cumplir con el deber moral de votar en las elecciones y a discernir en vista del bien común

Obispos de Chile llaman a cumplir con el deber moral de votar en las elecciones y a discernir en vista del bien común

Santiago (Viernes, 08-11-2013, Gaudium Press) «Testigos de Cristo, Nuestra Esperanza» es el título del Mensaje Conclusivo de la 106° Asamblea Plenaria de Obispos de la Conferencia Episcopal de Chile que fue a dado a conocer este viernes por el reelecto Presidente de la Conferencia Episcopal y Arzobispo de Santiago, monseñor Ricardo Ezzati, junto al Comité Permanente y todos los Obispos, en el salón de plenarios de la casa de retiros de Punta de Tralca.

1.jpg

En su declaración, los obispos agradecieron las enseñanzas del Santo Padre y reafirmaron su afecto y plena comunión con su Ministerio. «Le hemos agradecido por la claridad de su enseñanza y por la elocuencia de sus gestos paternales. Su ejemplo en la Jornada Mundial de la Juventud de Río de Janeiro, nos anima en la misión que Jesucristo nos confía», dijeron.

Asimismo, reconocieron que durante el encuentro reflexionaron sobre «cómo podemos ayudar con pasos significativos para que la Iglesia sea instrumento efectivo del amor misericordioso de Dios dirigido a todos», agregando que con ese mismo espíritu prepararon la Misión Territorial 2014 y afinan los detalles de las próximas Orientaciones Pastorales para la Iglesia chilena.

Responsabilidad y discernimiento de cara a las próximas elecciones políticas

En el marco de las próximas elecciones presidenciales, parlamentarias y de consejeros regionales que se realizarán en Chile el próximo 17 de noviembre, los Obispos hicieron un llamado a católicos y hombres de buena voluntad «a cumplir con su deber de votar y realizar un esfuerzo de discernimiento, en vista del bien común».

Como un aporte a este discernimiento, los pastores resaltaron tres aspectos relevantes que deben considerarse a la hora de elegir a cada representante.

«La primera es la valoración y la defensa incondicional de la vida, desde su concepción hasta su fin natural. Atentar contra la vida en gestación o en su fase terminal, así como el atropello contra los derechos humanos, jamás podrá tener como efecto un beneficio», destacaron.

Y agregaron: «Por eso, atendiendo a la realidad trascendente de la persona humana, creada a imagen y semejanza de Dios, queremos reiterar nuestro «sí» a la vida. El cristiano atentaría contra la esencia de su vocación si permite la eliminación de seres humanos a quienes está llamado a amar y servir como prójimo».

3.jpg

Un segundo aspecto a considerar según los pastores, es la protección de la familia, «comunidad de vida y amor, fundada en el matrimonio entre un varón y una mujer. Para los creyentes hay en la naturaleza humana un designio de Dios que no puede eludirse».
En este sentido, enfatizan que «la familia es la célula básica de la sociedad donde se aprende a amar y a ser amado, a dialogar entre las generaciones, a creer en Dios y confiar en los demás. Esto no es impedimento para que asumamos como Iglesia muchas realidades familiares que están lejos de este ideal, sufren por ello, y que también necesitan ser iluminadas y, sobre todo, acompañadas en la caridad y en la verdad».

Finalmente, cada cristiano debe tener en consideración que «la paz social es obra de la justicia», y que en Chile siguen existiendo en numerosos ámbitos manifestaciones «vergonzosas» de injusticia social, de discriminación, vulnerabilidad, violencia e inseguridad que propician un «clima de perturbación social».

Por ello, «reiteramos la necesidad de abordar en sus causas profundas la gran deuda social del país, como lo ha planteado nuestra Carta Pastoral ´Humanizar y compartir con equidad el desarrollo de Chile´».

La política como un modo de servicio al prójimo

Al terminar su mensaje, los obispos reunidos en la Conferencia Episcopal de Chile, manifestaron su convicción de que «la tarea que han de cumplir los políticos es imprescindible e ineludible, y es un modo de servicio al prójimo».

Por ello, «a los políticos cristianos, los instamos a mantenerse fieles a su vocación de servir al bien común, a la luz del Evangelio y de la doctrina social de la Iglesia».

De este modo, los pastores concluyen su mensaje expresando que «la responsabilidad de cada ciudadano exige votar con plena libertad y con una conciencia rectamente formada, donde la dignidad y los derechos esenciales de la persona constituyan un valor irrenunciable de nuestra propia identidad nacional».

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas