domingo, 01 de agosto de 2021
Gaudium news > Aspectos económicos influyen negativamente sobre la vocación al matrimonio, afirma el Cardenal Sean O’Malley

Aspectos económicos influyen negativamente sobre la vocación al matrimonio, afirma el Cardenal Sean O’Malley

Boston (Viernes, 22-11-2013, Gaudium Press) El Cardenal Sean O’Malley, Arzobispo de Boston y miembro de la Comisión de Cardenales recientemente creada por el Papa Francisco, compartió con la agencia CNA un balance de los que considera son los principales retos de la Iglesia en Estados Unidos. “Las preocupaciones sobre el Matrimonio, la disminución en la asistencia a la Misa y el reto de catequizar a los católicos jóvenes” son los principales desafíos, según el purpurado, quien profundizó especialmente en el tema del sacramento del Matrimonio.

9371137726_5ce3f2b6be.jpg
El Cardenal Sean O’Malley, durante su catequesis en lengua inglesia en la JMJ Río 2013. Foto: Arquidiócesis de Boston.

“La noción completa de familia ha sido socavada por la mentalidad de cohabitación”, alertó el Cardenal, quien describió un panorama demográfico poco alentador, que afecta especialmente a las clases trabajadoras . “La mitad de los niños que nacen en esta población son nacidos fuera de un matrimonio”, comentó el Arzobispo. Esta realidad hubiera sido “inconcebible” en otra época y plantea un reto considerable en una comunidad “que fue alguna vez la columna vertebral de la Iglesia”.

Esta problemática es agravada por algunos aspectos económicas, entre las cuales el Cardenal destacó los créditos educativos, que imponen nuevas condiciones que afectan a los jóvenes norteamericanos. “Nuestro sistema educacional es tan costoso que las personas se gradúan de universidad y enfrentan deudas enormes”. Esa situación puede afectar probablemente el matrimonio: “Si usted tiene una deuda de 150 mil dólares cuando se gradúa de la escuela de leyes, ¿se casaría con una joven que tiene una deuda de 130 mil y comenzaría un matrimonio con una deuda de más de un cuarto de millón de dólares?”, cuestionó el purpurado.

“De esta manera las personas están posponiendo el matrimonio, están posponiendo una decisión de entrar en el seminario o la vida religiosa”, se lamentó el Card. O’Malley. La situación es agravada por la “secularización de la cultura”, que presiona a elegir las opciones no compatibles con la vida de fe.

Catequesis y esperanza

Ante este panorama, el Arzobispo alentó a “catequizar a nuestros jóvenes e imbuir en ellos un sentido de vocación”, para que comprendan la profundidad del matrimonio. Esta formación también les daría un mejor conocimiento para “entender de lo que se trata el cortejo” en un sentido verdaderamente cristiano.

El Cardenal O’Malley también describió “signos de esperanza” en la Iglesia de Estados Unidos ante esta realidad. Uno de ellos es el entusiasmo creciente por la doctrina de la Iglesia sobre la protección del derecho a la vida, que despierta sensibilidad sobre la familia. “Más y más jóvenes están abrazando el evangelio de la vida” dentro de los movimientos provida.

El Arzobispo también describió la respuesta de los jóvenes a actividades como la Jornada Mundial de la Juventud como una señal positiva, al igual que la atención prestada al Papa Francisco por la opinión pública. “Muchas personas que se han alejado de la Iglesia comienzan a verla de una forma diferente”, describió el Cardenal. El mensaje de servicio y preocupación por los demás puede servir para revertir el efecto del alejamiento. “Con esperanza, eso les ayudará a encontrar el camino de regreso”, concluyó.

Con información de National Catholic Register.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas