miércoles, 30 de noviembre de 2022
Gaudium news > Misionera médica italiana va camino al honor de los altares

Misionera médica italiana va camino al honor de los altares

Módena (Viernes, 29-11-2013, Gaudium Press) El pasado sábado 23 de noviembre, en la iglesia de Santo Domingo en Módena, Italia, culminó la fase diocesana del proceso de beatificación de Luisa Guidotti Mistrali, miembro de la Asociación Femenina Médico Misionaria, quien fue asesinada en Rhodesia, hoy Zimbabwe, en 1979.

La culminación de la fase diocesana fue hecha oficial por Mons. Antonio Lanfranchi, Arzobispo de Módena-Nonantola, con la presencia de familiares y amigos de la Sierva de Dios, a quienes se les presentaron los documentos, que luego fueron firmados y sellados, que serán enviados a Roma para la Congregación de las Causas de los Santos.

Doctora.jpg
Diocesis de Modena.jpg
Luisa tenía el anhelo de ir a misión como médica «siendo laica entre los laicos». / Foto: Arquidiócesis de Módena-Nonantola.

De acuerdo con Mons. Lanfranchi «la clausura de este proceso es uno de los dones del Año de la Fe que ha concluido. Luisa muestra la dignidad de los fieles laicos que se revela en su plenitud, según la vocación a la santidad, que es la perfección de la caridad. El versículo del Evangelio recuerda a Luisa en su hospital: ‘Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos (Juan 15,13)’, nos habla de la vida de Luisa, que fue plena por sus hermanos adoptivos. El pobre era realmente para ella sacramento de Cristo».

Sirvió siendo laica entre los laicos

Luisa Guidotti Mistrali nació en Parma, Italia, el 17 de mayo de 1932. Tras la muerte de su madre, junto con su familia, se trasladó a Módena, donde, al concluir la secundaria, se matriculó en la Facultad de Medicina.

Formada espiritualmente en la Acción Católica, Luisa tenía el anhelo de ir a misión como médica «siendo laica entre los laicos». Siguiendo este sueño, en 1960 pide ser parte de la Asociación Femenina Médico Misionaria, donde fue recibida un año después.

Como médico misionera, Luisa partió en 1966 a la entonces Rhodesia, con destino Chirundu, para servir en el Hospital Pablo VI, pero debido a hechos locales tuvo que regresar a Italia. Meses después adelantó una misión en el Hospital ‘Regina Coeli Mission’, y luego en ‘All Souls’ en África.

El 6 de julio de 1979, cuando acompañaba a una mujer embarazada que se hallaba en situación de riesgo, su vehículo fue alcanzado por una ráfaga de disparos, llegando sin vida al hospital de Mutoko.

Sus restos mortales permanecen hoy en la Catedral de Módena. Su proceso camino al honor de los altares fue abierto en la Arquidiócesis de Módena-Nonantola en 1996.

Con información de la Arquidiócesis de Módena-Nonantola.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas