miércoles, 30 de noviembre de 2022
Gaudium news > Obispos de Camerún piden oración por la libertad de sacerdote secuestrado

Obispos de Camerún piden oración por la libertad de sacerdote secuestrado

Yaoundé (Viernes, 29-11-2013, Gaudium Press) Los Obispos de Camerún realizaron un llamado público a orar «por la liberación de los secuestrados en el mundo y en particular por el Padre Vandenbeusch», según informó la agencia Fides, el pasado 28 de noviembre. El sacerdote mencionado por los prelados es el misionero p. Georges Vandenbeusch, un sacerdote francés que servía en Nguetchewe, Camerún y que según los reportes oficiales fue secuestrado por el grupo radical islamista Boko Haram, responsable de diversos ataques terroristas contra templos cristianos en Nigeria.

P.Georges_Vandenbeusch2010.jpg
Sacerdote Georges Vandenbeusch, secuestrado en Camerún. Foto: Helene Chabrol Thomas

El presbítero fue atacado por un grupo de quince hombres en la noche del día 13 de noviembre en su parroquia, ubicada al norte del país. Tras su secuestro fue llevado según reportes oficiales a territorio nigeriano. «Los secuestradores hablaban Inglés, houssa y kanuri, los dos primeras lenguas se hablan en Nigeria y la tercera es el idioma de la región», expuso a Fides el Vicario General de la diócesis de Maroua-Mokolo, Mons. Henri Djonyang.

«Don Vandenbeusch es un sacerdote Fidei donum de la diócesis de Nanterre, en las afueras de París», explicó Mons Djonyang. «Está aquí desde hace unos tres años y se se ocupa principalmente de la acogida de las familias de refugiados de Nigeria». Su predecesor en la parroquia, sacerdote Felice Cantoni, los describió como «un buen sacerdote que estaba trabajando bien» y lamentó el hecho, que prueba la cada vez mayor inseguridad en la región.

«Estamos en la frontera con Nigeria, pero hasta ahora el problema era el bandidaje local», relató el P. Cantoni, quien también ha sido víctima de un ataque por parte de la delincuencia común, pero quien señala que el caso del P. Vandenbeusch es más grave. «Ahora nos enfrentamos a la secta islamista Boko Haram que secuestró a una familia francesa en Camerún hace unos meses (y luego liberó). Pero el conflicto de Nigeria ya se sentía por la presencia de varios refugiados de la frontera que huían de la violencia de la secta».

Por el momento, la Iglesia ha señalado que se mantiene en contacto con las autoridades tradicionales locales para tratar de lograr una forma de comunicación con sus captores.

Con información de Agencia Fides.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas