jueves, 22 de febrero de 2024
Gaudium news > Religiosa estadounidense camino a la Beatificación

Religiosa estadounidense camino a la Beatificación

Redacción (Lunes, 23-12-2013, Gaudium Press) La curación inexplicable de un niño ciego será el milagro que llevará a la hermana Miriam Teresa Demjanovich, religiosa estadounidense de las Hermanas de la Caridad de Santa Elizabeth, a la Beatificación. Así lo confirmó el Papa Francisco, quien el pasado 17 de diciembre aprobó el milagro atribuido a la venerable religiosa.

Sister.jpg

Según informó Radio Vaticano, el niño que fue curado milagrosamente por mediación de la Hermana Miriam Teresa, recuperó la visión que había perdido por causa de la enfermedad llamada degeneración macular. «Todos los oftalmólogos saben que esta condición no tiene cura. Puede frenarse su avance, pero no se puede curar completamente (…) La decisión en cuanto a la naturaleza milagrosa de esta curación fue unánime por todos los comités», comentó Silvia Correale, postuladora de la Causa de la religiosa en Roma, quien fue citada por el medio vaticano.

De acuerdo con la información suministrada, el milagro tuvo lugar en 1964. Solo resta que se determine la fecha para la Beatificación, que será establecida por la diócesis de Paterson, en New Jersey, que abrió la causa de beatificación y debe contactar a la Santa Sede para fijar la fecha, que se prevé será pronto.

Miriam Teresa Demjanovich

La hermana Miriam Teresa Demjanovich, nació en 1901 en New Jersey, fue bautizada y confirmada por el Rito Católico Bizantio, y fue educada en el contexto de una familia católica oriental, siendo la menor de siete hijos. Sus padres habían llegado a Estados Unidos procedentes de Eslovaquia.

Tras la muerte de su madre, Miriam inicia su camino vocacional, primero uniéndose en 1924 a las Carmelitas, donde es rechazada por causa de algunos problemas de salud. Luego, en 1925, a las Hermanas de la Caridad, tras un periodo de discernimiento y la muerte de su Padre.

Allí, como postulante y novicia, dedica gran parte de su servicio a la enseñanza, llegando a escribir 26 conferencias que luego fueron publicadas en el libro «Gran Perfección». También fue considerada una gran mística, puesto que desarrolló una profunda espiritualidad Trinitaria.

En enero de 1927 cae gravemente enferma, realizando su profesión religiosa el 2 de abril de 1927 por peligro de muerte. Muere poco tiempo después con tan solo 26 años de edad.

Con información de Radio Vaticano.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas