miércoles, 30 de noviembre de 2022
Gaudium news > Arzobispo de Glasgow, Escocia, recuerda llamado a orar por los comunicadores sociales

Arzobispo de Glasgow, Escocia, recuerda llamado a orar por los comunicadores sociales

Glasgow (Viernes, 30-05-2014, Gaudium Press) Mons. Philip Tartaglia, Arzobispo de Glasgow y Presidente de la Conferencia de Obispos de Escocia dedicó un mensaje especial a recordar a los fieles católicos el deber de orar por los comunicadores sociales, promovido especialmente por la Iglesia universal en la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales a celebrarse el próximo 01 de junio. El prelado pidió, además, reflexionar sobre la propia responsabilidad sobre la comunicación en todos los niveles. «Es bueno hacer una pausa ocasionalmente y preguntarnos si en nuestras comunicaciones estamos transmitiendo a Jesucristo, sus valores y su mensaje», recomendó el Arzobispo.

6-BISHOP-TARTAGLIA.jpg
Mons. Philip Tartaglia, Presidente de la Conferencia de Obispos de Escocia. Foto: Sconews.

Mons. Tartaglia recordó algunos aspectos del mensaje del Santo Padre Francisco para esta Jornada, como lo es su interés porque la presencia de Cristo se hiciera manifiesta en las nuevas tecnologías y redes sociales donde cada vez más se concentra la actividad comunicativa, donde hay «hombres y mujeres buscando salvación o esperanza». El Pontífice, recordó, ve en Internet otro lugar donde el Evangelio debe llegar «hasta los confines de la tierra».

EL Arzobispo hizo un llamado a ejercitar la proximidad en las comunicaciones, entendiendo este concepto desde el amor al prójimo, y a mantener la paciencia, que para el prelado «no frecuentemente se aplica en la jungla de opiniones e insultos» que pueden plagar los nuevos espacios de comunicación. Mons Taglia, también recordó que la comunicación cristiana debe ser «bálsamo que alivia el dolor, y un vino fino que alegra los corazones», según la expresión del Santo Padre. Esta disposición de atender caritativamente es una luz auténtica, que no es producto de apariencias, cosméticos o efectos especiales, y que puede iluminar los nuevos espacios digitales.

El prelado concluyó su mensaje con tres solicitudes. La primera es reflexionar sobre la propia comunicación de Jesucristo a los demás en la vida diaria, la segunda es «orar por nuestros comunicadores católico, cuya tarea es navegar en los peligros del mundo de los medios y presentar el mensaje de la Iglesia en toda su frescura y belleza», y, finalmente, aportar en la colecta de dicha Jornada. Los recurso que la Iglesia obtiene en ese día «nos permiten responder a la exigencia que la prensa nos hace, emprender nuevas iniciativas y llevar el mensaje y los valores de Jesucristo al cambiante pero muy influyente mundo de los medios».

Con información de Scottish Catholic Observer.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas