viernes, 03 de febrero de 2023
Gaudium news > "El Reino de Dios –dijo el Papa, en Caserta– se hace presente en la propia persona de Jesús"

"El Reino de Dios –dijo el Papa, en Caserta– se hace presente en la propia persona de Jesús"

Ciudad del Vaticano (Martes, 29-07-2014, Gaudium Press) En la visita pastoral a la ciudad italiana de Caserta, el sábado 26, el Papa Francisco llegó al Helipuerto de la Aeronáutica militar siendo recibido por autoridades civiles y religiosas de la región.

El Pontífice se encontró con los sacerdotes de la diócesis y, en seguida, paseó en medio de la multitud a bordo del Jeep papal.

A las 18:00 horas, presidió la Misa en la Plaza delante de la Regia de la Calabria, antiguo Palacio Real.

Era el día en que la ciudad festejaba a su Patrona, Santa Ana, Madre de la Virgen María. El Papa hizo su homilía a partir de las dos Parábolas propuestas por el Evangelio, donde Jesús enseña «lo que es el reino de los cielos, cómo él es encontrado y lo que se debe hacer para poseerlo».

Al explicar «lo que es el reino de los cielos», él afirmó que Jesús lo enuncia diciendo «que está próximo» y siempre usando parábolas y figuras, como el modo de actuar de un patrón, de un rey, de las diez vírgenes, como el fermento escondido en la masa; «pequeño y humilde como una semilla». «El Reino de Dios – observó el Papa – se hace presente en la propia persona de Jesús»:

«Es él [el Reino de Dios] el tesoro escondido y la perla de gran valor. Se comprende la alegría del agricultor y del mercader: ¡la encontraron! Es la alegría de cada uno de nosotros cuando descubrimos la proximidad y la presencia de Jesús en nuestra vida. Una presencia que transforma la existencia y nos torna abiertos a las exigencias de los hermanos; una presencia que nos invita a acoger cada otra presencia, también aquella del extranjero y el migrante».

El Papa mostró «cómo se encuentra el reino de Dios», diciendo que cada uno de nosotros tiene un camino particular, lo que nos recuerda que «Dios se deja encontrar, porque es Él quien nos busca y se deja encontrar también por quien no lo busca»:

«A veces Él se deja encontrar en lugares insólitos y en tiempos inesperados. Cuando se encuentra a Jesús se queda fascinado, conquistado, y es una alegría dejar nuestro modo de vivir cotidiano, a veces árido y apático, para abrazar el Evangelio, para dejarse guiar por la lógica nueva del amor y el servicio humilde y desinteresado».

«¿Qué hacer para poseer el reino de Dios?» El Papa Bergoglio apunta la importancia de colocar a «Dios en primer lugar en nuestra vida». Lo que significa tener el coraje de decir «no al mal, a la violencia, la explotación, para vivir una vida de servicio a los otros y en favor de la legalidad y del bien común». Según él, «cuando una persona descubre el verdadero tesoro, abandona un estilo de vida egoísta y busca compartir con los otros la caridad que viene de Dios»:

«Quien se torna amigo de Dios, ama a los hermanos, se empeña en salvaguardar la vida y la salud de ellos, también respetando el ambiente y la naturaleza». «Y esto exige de todos ser servidores de la verdad y de asumir en todas las situaciones el estilo de vida evangélico».

Después de incentivar las conmemoraciones de la fiesta de Santa Ana y de concluir la Misa, a las 19:45 horas, el Papa retornó a Roma. (JSG)

 

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas