lunes, 27 de septiembre de 2021
Gaudium news > Vicario Apostólico de Trípoli permanece en Libia a pesar del éxodo de cristianos

Vicario Apostólico de Trípoli permanece en Libia a pesar del éxodo de cristianos

Trípoli (Lunes, 04-08-2014, Gaudium Press) En medio de la situación extrema de los cristianos en Medio Oriente, las graves restricciones a la libertad religiosa en países como Sudán y Pakistán, o los atentados sufridos en Nigeria, las dificultades de la Iglesia en Libia han pasado casi desapercibidas ante la opinión pública mundial. Según informó la agencia Fides, los católicos en Libia enfrentan su peor momento desde la caída del régimen de Muamar el Gadaffi, debido a la inestabilidad social y la ausencia de orden que ha permitido enfrentamientos de milicias por el control del país. «Me quedaré incluso si queda un solo cristiano», afirmó el Vicario Apostólico de Trípoli ante esta grave situación.

DSC00300.jpg
Mons, Giovanni Innocenzo Martinelli, OFM, Vicario Apostólico de Trípoli. Foto: Iglesia Católica en Libia.

«Ya no hay religiosas en Cirenaica mientras que la mayoría de los filipinos, que son el corazón de la comunidad cristiana en Libia, se están marchando», alertó Mons, Giovanni Innocenzo Martinelli, Vicario Apostólico de Trípoli. En la capital del país, informó, «aún hay una buena presencia de filipinos, pero muchos de ellos se están yendo». Las condiciones de la Iglesia en Libia, compartidas por otros países de la región, hacen que la mayor parte de los fieles sean extranjeros y sea muy difícil extender el Evangelio a los habitantes locales. Bajo condiciones de violencia es prácticamente imposible frenar la migración de los cristianos y la permanencia de la Iglesia es difícil de garantizar.

Mons. Martinelli expresó su confianza de que se consiga continuar sirviendo en Libia aunque el número de católicos disminuya notablemente. «La Iglesia vive en relación con esta presencia de laicos que trabajan en el sector salud y dada esta situación es un tiempo difícil», agregó el prelado. «No sé dónde vamos a terminar pero tengo confianza de que un grupo de personas estará aquí para servir a la Iglesia». Tras los enfrentamientos por el control del aeropuerto, se vive un clima de incertidumbre en la población y el Vicario Apostólico refirió que los ciudadanos abandonan el país por mar, ya que las carreteras hacia la frontera con Túnez también son altamente inseguras.

«Todavía tengo confianza en el futuro de Libia pero estamos en las manos de Dios», comentó el prelado sobre su intención de permanecer en el país. «Yo no puedo dejar a los pocos cristianos que quedan», comentó, al tiempo que pidió la solidaridad espiritual de los creyentes alrededor del mundo: «Sólo la oración puede resolver situaciones difíciles como la que vive Libia hoy».

Con información de Agencia Fides.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas