miércoles, 07 de diciembre de 2022
Gaudium news > Subsecretario de Consejo Pontificio Cor Unum habla de su experiencia en Albania

Subsecretario de Consejo Pontificio Cor Unum habla de su experiencia en Albania

Ciudad del Vaticano (Viernes, 29-08-2014, Gaudium Press)  Mons. Segundo Tejado, misionero español y hoy sub-secretario de Pontificio Consejo Cor Unum no duda en afirmar que «Albania ha sido un pueblo mártir». Radio Vaticano lo entrevistó en perspectiva de la próxima visita del Papa al país en septiembre, y dada su experiencia de 10 años ahí en labores evangelizadoras.

1.jpgEste religioso español marchó al ‘pueblo de las águilas’ entre 1993 y 1994 con la intención de hacer resurgir la Iglesia albanesa. Entre otros cargos ejercidos se destaca su labor como misionero, párroco, director de Caritas del país, y subsecretario de la Conferencia Episcopal Albanesa. Mons. Tejado explicó a Radio Vaticano, como fue de bonita esta etapa, pero también como fue de difícil y de apasionante, y es que en estos años les tocó vivir la guerra del Kósovo, además de la crisis de las sociedades piramidales donde la gente perdió todos sus ahorros.

Mons. Tejado cuenta como ha sufrido este pueblo a lo largo de la histórica, sobre todo durante los 40 años de dictadura en los que estuvo prohibido por ley tener cualquier tipo de creencia, y en los que sobre todo, fueron perseguidos los católicos, «allí si se bautizaba a un niño, te fusilaban, la mayoría de los curas estaban en cárceles o campos de concentración».

A pesar de todo el comunismo no pudo arrancar la semilla católica que yacía en muchos corazones, y esto fue una de las cosas que más impactaron a Tejado: «fue una recepción que no se encuentra en Occidente, la secularización tiene un veneno que arranca de raíz el sentimiento religioso, y esto el comunismo no lo logró en Albania».

Respondiendo a la pregunta de cómo fue de difícil o de fácil dar a conocer la palabra del Evangelio después de tantos años de vacío espiritual, Tejado explica que vivió una grata sorpresa al ver que los albaneses tenían una «recepción muy fresca, no sólo por parte de los que ya eran católicos, sino también de los que hasta aquel entonces fueron ateos».

Con información de Radio Vaticano

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas