jueves, 13 de agosto de 2020
Gaudium news > La labor evangelizadora de las Hermanas Azules en el Chaco Paraguayo

La labor evangelizadora de las Hermanas Azules en el Chaco Paraguayo

Asunción (Viernes, 24-07-2009, Gaudium Press). Poca gente conoce la labor evangelizadora y de asistencia humanitaria que realizan las Hermanas Azules en la aislada comunidad de Irala Fernández, en medio del inmenso territorio del Chaco Paraguayo. Se trata de llevar el Evangelio a familias de inmigrantes y de aborígenes, cuyas casas distan muchos kilómetros unas de otras, y de afrontar el problema de cómo educar a los niños y niñas.

La periodista Sara Fischer, de Radio Pa´i Puku – Chaco, nos cuenta un poco de la historia y del presente de esta meritoria comunidad religiosa.

La Congregación de la Inmaculada Concepción de Castres, más conocida como ‘Hermanas Azules’, fundada por la Beata Émilie de Villeneuve, cuenta con una casa en Irala Fernández y otra en Pirizal, las dos en la jurisdicción del Vicariato Apostólico del Pilcomayo, Chaco.

Las religiosas Azules llegaron a la localidad de Irala Fernández, a principios del año 1897, a pedido del padre Francisco Bosch. En aquel entonces en Pirizal había una escuelita iniciada por un hermano de La Salle. Como la población es dispersa y de difícil comunicación vial, los niños y niñas vivían en casas ajenas cercanas a la escuelita durante el año escolar.

Esta situación llevó al Padre Bosch a pensar en la creación de una escuela internado. Fue así que desde el mismo año de llegada de las Hermanas Azules les pidió atención para aquella escuelita. Es así que, desde el mismo año1987, las religiosas asisten a los chicos de la escuela de Pirizal. Un año más tarde, la congregación creó una comunidad de religiosas en dicho lugar.

También en Irala Fernández, las hermanas de la Congregación de la Inmaculada Concepción de Castres han iniciado su tarea misionera en una escuelita de 3 aulas pequeñas.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas