miércoles, 05 de agosto de 2020
Gaudium news > Secretario del Episcopado colombiano pide a la comunidad internacional intervenir para restablecer las relaciones entre Colombia y Venezuela

Secretario del Episcopado colombiano pide a la comunidad internacional intervenir para restablecer las relaciones entre Colombia y Venezuela

Bogotá (Miércoles, 29-07-2009, Gaudium Press) El Secretario General de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) y obispo auxiliar de Bucaramanga, monseñor Juan Vicente Córdoba, se refirió hoy en Caracol Radio al tema del “congelamiento” de las relaciones diplomáticas y comerciales entre Colombia y Venezuela.

Según el prelado, Colombia debe mantener su dignidad y no dejarse doblegar frente a Venezuela, al igual que le sugirió al primer mandatario Álvaro Uribe, tomar decisiones sensatas y de altura como, según él, lo han caracterizado.
Si nuestra dignidad es menoscabada y atentada, tendríamos que tomar decisiones, aunque éstas produzcan marginarnos un poco económicamente, eso lo tendrá que sopesar el presidente (Uribe) y sería como la opinión nuestra: humildad, altura, respeto; pero no por eso humillación ni entrega servil”, indicó el religioso.

Monseñor Córdoba señaló la importancia de la ayuda internacional y de organizaciones como la ONU y la OEA, en la solución pacífica del conflicto: “se debe buscar el apoyo y el consejo de otras naciones y evitar a toda costa la agresión”.

Finalmente el obispo manifestó su incomprensión acerca de la reacción de Venezuela a la pregunta lógica de Colombia, sobre las armas incautadas a las Farc y que al parecer provienen de ese país.
“¿Por qué se molestan tanto a una pregunta de causa y efecto? Eso tiene sus interrogantes, si no existen repuestas serias y de respeto, debe haber algo oculto que no sabemos qué es”, dijo monseñor Córdoba.

Origen de la crisis

El “congelamiento” de las relaciones entre los dos países se produjo después de declaraciones del gobierno colombiano, tras una incursión militar a uno de los campamentos de Jorge Briceño alias el “mono jojoy” -uno de los máximos jefes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc)- donde se encontraron cerca de 20 lanzacohetes suecos comprados hace 20 años por Venezuela.

El hecho comprobaría la existencia de vínculos entre la organización guerrillera y autoridades del vecino país con acceso a este sofisticado arsenal o develaría una red de corrupción y tráfico de armas.
La denuncia produjo la reacción enérgica del Presidente Hugo Chávez, quién de inmediato ordenó el regreso del embajador y de toda la comitiva diplomática de Venezuela en Bogotá.

Ante la medida de Chávez de “congelar” relaciones diplomáticas y comerciales con Colombia, el principal afectado es el sector del comercio, que mueve alrededor de 6.000 millones de dólares con el vecino país.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas