jueves, 06 de agosto de 2020
Gaudium news > Sacerdotes sufren de "excesiva dispersión", afirma el promotor de justicia substituto del Tribunal de la Signatura Apostólica de la Santa Sede

Sacerdotes sufren de "excesiva dispersión", afirma el promotor de justicia substituto del Tribunal de la Signatura Apostólica de la Santa Sede

Lima (Viernes, 21-08-2009, Gaudium Press) El promotor de justicia substituto del Supremo Tribunal de Firma Apostólica de la Santa Sede, fray Nikolaus Schöch dijo ayer a la arquidiócesis de Lima (Perú) que el curso de formación permanente, que se dará en la ciudad entre el 24 y 27 de agosto, pretende ‘profundizar el conocimiento intelectual del sacerdocio’ de acuerdo con el ritmo de la sociedad contemporánea. El religioso será uno de los conferencistas del evento “Jornadas de Formación Permanente para el Clero” y llegará a Perú la semana que viene.

“Como en nuestros tiempos la cultura humana y también las ciencias sagradas avanzan a un ritmo nuevo, los presbíteros se ven obligados a completar sin interrupción su ciencia divina y humana y a prepararse para debatir mejor con los hombres de hoy”, afirmó. “Así podrán cumplir mejor con su deber”.

Según el fraile, los sacerdotes, hoy, parecen sufrir de una “excesiva dispersión” en las actividades pastorales y también frente a la problemática de la sociedad y la cultura contemporánea, sintiéndose “forzados a reformar su estilo de vida y las prioridades de sus trabajos pastorales”. Éste sería uno de los motivos de la necesidad de una formación permanente. Justamente por eso, de acuerdo con el religioso, la parroquia – o la propia diócesis – jamás puede “tornarse una isla”, principalmente por causa de la disposición de medios de comunicación en los días de hoy.

Actividades

“El párroco, al establecer en la parroquia los horarios de las misas y las confesiones, debe considerar cuáles son los momentos más adecuados para la mayor parte de los fieles, permitiendo también a los que tienen peculiares dificultades de horarios que puedan tener acceso a los sacramentos”, afirma. “Es necesario tener en consideración las necesidades de las personas con horario de trabajo y de estudio”.

El religioso afirma que las actividades en la parroquia deben ser divididas entre el párroco y otras personas, como los laicos, siendo responsabilidad del sacerdote que las actividades “sean realizadas de manera oportuna (…) Lo ideal no es una parroquia donde el sacerdote hace todo. Él debe ayudar a los laicos a descubrir y realizar su vocación específica en comunión con los demás fieles”.

Siempre actual

“La parroquia es una concreta communitas christifidelium, constituida establemente en el ámbito de una Iglesia particular y cuja pastoral es confiada a un párroco como pastor propio, según la autoridad del obispo diocesano. Por eso, la parroquia será siempre actual, siempre tendrá futuro”, subrayó.

Sin embargo, el fraile resalta que cambios son siempre necesarios y usa ejemplos de Europa, donde varias parroquias, con más de mil años de historia, corresponden a las mismas fronteras hace siglos. “Es asombroso porque algunas de estas parroquias son despobladas por causa de las emigraciones o, en algunos casos, habitadas por no católicos”, lamentó, recordando que el caso es justamente al contrario en otros continentes. “En muchas diócesis de África y América Latina falta una organización porque algunas están muy pobladas para permitir un servicio pastoral más próximo a los fieles”.

Hombre de comunión

El sacerdote debe ser, en opinión de fray Nikolaus, un “hombre de comunión”, que torna a la parroquia, casa y escuela de comunión. “éste es el gran desafío que tendremos en este milenio que comienza. Si queremos ser fieles al destino de Dios y responder también a las profundas esperanzas del mundo”.

Desafío

A pesar de los problemas generados por la cultura contemporánea, el mayor desafío de hoy, según el prelado, es la gran cantidad de católicos que “abandona la práctica religiosa por distintas causas”. Para revertir este cuadro, la Iglesia Católica necesita “aprovechar los medios de comunicación para evitar la expansión de una cultura que trata de rechazar a Dios”.

El evento

Las Jornadas de Formación Permanente para el Clero de este año abordarán el tema “Cuestiones de administración parroquial”. Entre los principales asuntos serán discutidos “derechos y obligaciones peculiares de los clérigos”, “el servicio del sacerdote a la comunidad eclesiástica” y “la prevención de los matrimonios nulos”.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas