domingo, 09 de agosto de 2020
Gaudium news > Obispos colombianos hacen un llamado al Gobierno y al sector privado a brindar más oportunidades de trabajo para combatir la pobreza y el desempleo

Obispos colombianos hacen un llamado al Gobierno y al sector privado a brindar más oportunidades de trabajo para combatir la pobreza y el desempleo

Bogotá (Miércoles, 26-08-2009, Gaudium Press) Ante la problemática revelada por los elevados índices de pobreza, desempleo y desigualdad que presenta actualmente el país, algunos prelados colombianos manifestaron ayer su preocupación.

De acuerdo con las cifras divulgadas el 24 de agosto pasado por el Gobierno Nacional, a 2008 el 46% de la población colombiana (unos 20 millones de personas) era pobre, frente al 53,7% registrado en el año 2002. De manera diversa la indigencia aumentó en 2008 a 17,8% (7,9 millones de personas).

Tras conocerse las cifras gubernamentales según las cuales en el país 20 millones de personas viven en condiciones de pobreza, varios miembros del episcopado colombiano plantearon la necesidad de abrir más oportunidades de trabajo y de brindar una mayor atención al agro, para enfrentar los altos niveles de pobreza en Colombia.

Según el Secretario de la Conferencia Episcopal Colombiana (CEC), Mons. Juan Vicente Córdoba, el país necesita una política que beneficie los intereses de los más necesitados: “si bien Colombia ha crecido en cifras de macroeconomía, lo cual es bueno y nos va fortaleciendo, se necesita una política para que el campesino ame volver a su tierra y el que [allí] está no quiera salir de ella”.

“No solo beneficiar las estructuras sino a las personas y a las instituciones. Es necesario mantener una estructura económica de progreso, abrir nuevos mercados e incentivar con buenos préstamos y ayudas a los campesinos para que puedan cultivar sus tierras”, dijo Mons. Córdoba.

Asimismo el Arzobispo de Tunja, Mons. Luis Augusto Castro indicó que las cifras sobre pobreza e indigencia se deben analizar con mucho cuidado.

“No podemos recurrir a un asistencialismo demasiado exagerado, porque éste genera pobreza. En cambio debemos mirar la manera de ofrecer muchas más oportunidades de trabajo y desarrollo a las personas y las familias para que desde su esfuerzo personal o familiar puedan ir saliendo adelante”, agregó el obispo colombiano.

Finalmente el Secretario Nacional de Pastoral Social /Cáritas colombiana, Mons. Héctor Fabio Henao, insistió en la necesidad de buscar programas más audaces para atender el campo, ya que en las zonas rurales se encuentra el mayor número de personas en situación de empobrecimiento.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas