martes, 05 de julio de 2022
Gaudium news > Arzobispo sirio prefiere que Canadá ayude a los refugiados a quedarse en su país

Arzobispo sirio prefiere que Canadá ayude a los refugiados a quedarse en su país

Montreal (Sábado, 30-04-2016, Gaudium Press) El Arzobispo católico melquita de Alepo, Mons. Jean-Clement Jeanbart, durante su visita a Montreal, Canadá, expuso su visión de las ayudas que Canadá ofrece a los refugiados sirios, la cual contradice la interpretación que comúnmente se tiene en Occidente. «No estamos felices cuando vemos al gobierno canadiense moviendo a los refugiados y facilitando su integración», declaró a CNS. «Nos hace daño. Mucho».

MONS JEANBART GAUDIUM PRESS.jpeg
Mons. Jean-Clement Jeanbart, Arzobispo católico melquita de Alepo, Siria. Foto: citizenGO.

El prelado indicó que a pesar de las difíciles condiciones de los habitantes en Siria la verdadera ayuda no es alojar a quienes se ven forzados a huir. El gobierno debería en su lugar «ayudarles a permanecer donde están, a suplir las necesidades básicas pero también a encontrar la paz», expuso. «Terminar con estos rebeldes, estos terroristas, y llevar a ambas partes a hablar. Hallar una solución política».

La solución errada de facilitar el éxodo de los refugiados, especialmente los cristianos que han debido dejar el territorio por su particular vulnerabilidad, surge de la falta de información. «Ellos (los canadienses) sienten pesar por Siria y los cristianos. Pero, ¿realmente conocen acerca de sus problemas?», cuestionó. «No creo eso. Porque si lo hicieran, habrían hecho esfuerzos para terminar esta guerra, para prevenir que continuara».

El prelado comentó que mantiene la esperanza a pesar de la continuidad del conflicto y las recientes tragedias que fueron destacadas por los medios de comunicación. «Yo oro, y mi oración me da un suplemento de valor y de fe», explicó. «Nosotros reconstruiremos nuestro país. Queremos construir y quedarnos. Queremos que sea nuestro país y quedarnos en esta región donde nació el cristianismo, y dar un testimonio del amor de Dios y de su caridad, y de la posibilidad de vivir juntos, como hombres que creemos en Dios y nos respetamos mutuamente».

Con información de The Catholic Register.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas