martes, 28 de mayo de 2024
Gaudium news > Rosario: oración simple que consuela la mente y el corazón, dice Francisco

Rosario: oración simple que consuela la mente y el corazón, dice Francisco

Ciudad del Vaticano (Viernes, 28-10-2016, Gaudium Press) Hace poco tiempo atrás, el Santo Padre dijo a través de las redes sociales: «El rosario es la oración que siempre acompaña mi vida; es también la oración de los simples y los Santos, es la oración de mi corazón».

1.jpg

En la Audiencia General del último miércoles, Francisco volvió a hablar del Rosario de la Virgen María. El Papa recordó que la Iglesia dedica tradicionalmente el mes de octubre al Santo Rosario y aprovechó la ocasión para recomendar esta oración mariana a los fieles que lo oían en la Plaza San Pedro

Síntesis de la Divina Misericordia

El Santo Padre explicó que el Rosario «es una síntesis de la Divina Misericordia» y la contemplación de la vida, pasión y glorificación del Señor:

«En los misterios del Rosario, con María, contemplamos la vida de Jesús en la que irradia la misericordia del Padre».

«Alegrémonos por su amor y perdón, acojámoslo en los extranjeros y pobres, vivamos, cada día, de su Evangelio», recomendó el Papa.

A los jóvenes, a los enfermos, a los recién casados

Dirigiéndose a los jóvenes, los enfermos y recién casados que se encontraban en la Plaza, pero también para los que lo oían en lugares distantes, Francisco dijo:

Que «esta oración mariana simple indique a ustedes, queridos jóvenes, el camino para interpretar la voluntad de Dios en sus vidas». «Amen esta oración, queridos enfermos, porque ella carga consigo el consuelo para la mente y el corazón».

«Que esta oración se torne para ustedes, queridos recién casados, un momento privilegiado de intimidad espiritual en su nueva familia».

Nuestra Señora de la Prontitud

El Papa Francisco tiene la costumbre de obsequiar un Rosario a las personas con quien él se encuentra.

Francisco ofrece el Santo Rosario como regalo recomendando que él sea rezado con fe, devoción y humildad, pues:
«Nuestra Señora está siempre próxima de sus hijos. Está siempre lista para ayudarnos cuando la invocamos, cuando pedimos su protección.

Ella no sabe esperar: es Nuestra Señora de la prontitud y va luego servir», atendiendo todas las súplicas. (JSG)

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas