miércoles, 30 de noviembre de 2022
Gaudium news > Card. Caffarra: la educación católica es pieza clave para defender la vida y la familia

Card. Caffarra: la educación católica es pieza clave para defender la vida y la familia

Roma (Miércoles, 31-05-2017, Gaudium Press) El Arzobispo emérito de Bolonia, Cardenal Carlo Caffarra, concedió una entrevista a National Catholic Register en la cual expuso su visión personal sobre la defensa del matrimonio, la vida y la familia y la grave responsabilidad de la Iglesia en esta materia. El purpurado comentó que puede requerirse varias generaciones para reparar los daños de tendencias ideológicas que han actuado durante siglos y que la educación debe ser parte de un gran esfuerzo de la Iglesia para restaurar el deseo por el amor auténtico según el designio de Dios.

CARD CARLO CAFFARRA GAUDIUM PRESS.JPG
Cardenal Carlo Caffarra, Arzobispo emérito de Bolonia, Italia. Foto: Gustavo Kralj / Gaudium Press

El primer de la Iglesia ante la situación actual «debe ser una proclamación del Evangelio del matrimonio y la familia muy clara, muy completa y muy profunda», indicó el Cardenal, «porque la situación ya ha llegado ahora al punto extremo incluso de poner en entredicho la definición misma del matrimonio». El purpurado comentó que la Iglesia necesita exponer el plan de Dios para el matrimonio tanto en su bondad desde la creación hasta el anuncio de este sacramento como camino de salvación.

«La segunda cosa, no menos importante, es la necesidad de grandes esfuerzos en educar a la generación joven, porque el corazón de cada niño y niña desea amar y ser amado, en la verdad», agregó el Card. Caffarra. Cuando el amor no corresponde a la verdad, el ser humano se hastía al no encontrar lo que en realidad buscaba. La educación es necesaria para liberar lo que «está escrito en el corazón de cada hombre y cada mujer», de forma que pueda ser buscado.

Como ejemplo de esta realidad, el purpurado propuso: «Si una piedra cubre una fuente de agua, la fuente sigue existiendo, pero el agua no fluye. Tengo que librarme de la piedra, entonces la fuente verdadera da toda la riqueza del agua», explicó. «Es como si una piedra estuviera cubriendo el deseo humano y la Iglesia, con su trabajo educacional, necesita removerla». Esto no es un proceso rápido, ya que es producto de procesos que han tomado siglos en Occidente y que requeriría también varias generaciones en corregirse.

El tercer componente de la labor de la Iglesia según el Cardenal Caffarra es la denuncia del error, ya que la búsqueda de un bien requiere necesariamente la lucha en contra de su antítesis. En palabras de San Agustín, amar al que yerra, pero perseguir el error. «El verbo latino correspondiente es uno que los gramáticos llaman enfático. No significa tolerar el error, sino destrozar el error y mostrar su falta de sustancia». De otro modo, en medio del relativismo imperante, «muchas personas enseñan a los jóvenes que la búsqueda de la verdad es una pasión triste e inútil que sólo engendra intolerancia». Ante esta situación, «la persona humana se pierde y se encuentra así misma, como diría el famoso filósofo, ante caminos que no conduce a ninguna parte».

Con información de National Catholic Register.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas