viernes, 27 de noviembre de 2020
Gaudium news > Polonia renovará su consagración al Inmaculado Corazón de María

Polonia renovará su consagración al Inmaculado Corazón de María

Varsovia (Sábado, 03-06-2017, Gaudium Press) Los Obispos de Polonia realizarán el próximo 06 de junio un solemne Acto de Consagración de la Patria al Inmaculado Corazón de María en el Santuario de la Virgen de Fátima en Krzeptówki. El Acto renueva la Consagración realizada el 08 de septiembre de 1946, la cual por su parte se inspiró en la Consagración del Mundo realizada por el Papa Pío XII en 1942.

Santuario Krzeptówki Gaudium Press.jpg
Santuario de Nuestra Señora de Fátima en Krzeptówki. Foto: Santuario de Krzeptówki.

El Acto de Cosagración se realizará primero por los Obispos en el Santuario mariano aprovechando la presencia de los prelados en su Asamblea Plenaria, pero será replicado de forma local en las diócesis, parroquias y familias el día 08 de septiembre, Fiesta de la Natividad de Nuestra Señora. Los prelados convocaron a los fieles que deseen participar en la trascendental celebración que se vincula al Centenario de las Apariciones de Fátima.

Según informó la Conferencia de Obispos, este Acto de Consagración recuerda el de 1946, “cuando en Jasna Gora, con la participación de aproximadamente un millón de personas, los Obispos, bajo la dirección del Primado de Polonia, Cardenal August Hlond, consagraron nuestro país al Inmaculado Corazón de María”. El día 06 de junio marca el aniversario de la visita de San Juan Pablo II a Zakopane y la consagración del Santuario por parte del Pontífice el día 07 de junio.

En el Acto de Consagración de 1946, los polacos prometieron a la Santísima Virgen “un servicio fiel, dedicación y devoción completa” y pidieron la unidad y armonía para la nación, así como, a pesar de la historai polaca “llena de sangre y lágrimas”, fuera posible ” la calma y la existencia gloriosa en la verdad, la justicia y la libertad”, donde la Reina y Señora de Polonia sea la inspiración dela República. La Consagración y el testimonio de la fe en la esfera pública fueron la base de la continuidad de la religiosidad polaca a pesar de la persecución.

Con información de KAI y KEP.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas