jueves, 20 de junio de 2024
Gaudium news > Arzobispo de Toledo, España, recuerda a los fieles no dejar la Eucaristía dominical en tiempo de vacaciones

Arzobispo de Toledo, España, recuerda a los fieles no dejar la Eucaristía dominical en tiempo de vacaciones

Toledo (Sábado, 28-07-2018, Gaudium Press) El Arzobispo de Toledo, España, Mons. Braulio Rodríguez Plaza, hizo un llamado al cuidado de la obligación de los fieles a asistir a la Eucaristía dominical de forma especial en el tiempo de vacaciones. El prelado rechazó la tendencia de desvanecer el domingo como parte de un «fin de semana» dedicado al ocio y advirtió que «sin la Misa dominical, peligra el ambiente cristiano de la familia».

MONS BRAULIO RODRIGUEZ GAUDIUM PRESS.jpg
Mons. Braulio Rodríguez Plaza, Arzobispo de Toledo, España. Foto: Archidiócesis de Toledo.

Mons. Rodríguez abordó el tema en un escrito titulado «¿Adónde Iremos el Domingo?», en el cual pidió a los católicos pensar en la propia actitud frente a la Eucaristía en medio de las numerosas actividades recreativas de las vacaciones, especialmente para los jóvenes. «Con frecuencia familias cristianas enteras, los jóvenes y los menos jóvenes, se acostumbran a dejar la Misa dominical y a olvidar el carácter sagrado del domingo. Alguien ha dicho que el domingo está dejando de existir», se lamentó el Arzobispo. «Si llegáramos a perder el sentido sagrado del domingo, sería una pérdida gravísima; pero no sólo cristiana religiosa, sino también cultural».

El prelado recordó que el próximo curso del Programa Pastoral local dedica su tercer objetivo a fomentar la participación en la Eucaristía. «Se trata de reconocer la centralidad del domingo en esa iniciación necesaria para el que quiera ser cristiano. Perder el domingo es tanto como perder la gratuidad y la hondura de la vida, perder el recuerdo de la Palabra de Dios y con ella la referencia a Dios en el espesor de la vida cotidiana, y el mismo sentido moral y cristiano de nuestras relaciones y actividades», advirtió Mons. Rodríguez. «Con el domingo perderíamos mucha humanidad».

«En nuestro mundo, sin la Misa dominical, peligra el ambiente cristiano de la familia: niños y jóvenes crecen ya al margen de la Iglesia y de la fe. Las diversiones, y su séquito de dinero, pereza, erotismo, etc., van invadiendo poco a poco la vida personal y familiar», afirmó el Arzobispo. «Me gustaría que os quedase esa preocupación: sin el domingo bien celebrado no podéis conservar una fe vigorosa ni podréis trasmitirla a vuestros hijos. Cuando tantos se están acostumbrando a prescindir del domingo, no es posible que no nos
demos cuenta de que poco a poco dejamos de ser cristianos».

El prelado aconsejó preparar con dedicación la celebración Eucarística en familia, para que las celebraciones «sean un acontecimiento hermoso y religioso, que llegue al corazón». El Arzobispo animó a los fieles a declarar que no se puede vivir sin el domingo consagrado a Dios y les deseo un saludable descanso vacacional que no les haga olvidar las necesidades de quienes enfrentan dificultades.

Con información de Archidiócesis de Toledo.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas