jueves, 06 de agosto de 2020
Gaudium news > Argentina conmemoró 50 años del Ordo Virginum

Argentina conmemoró 50 años del Ordo Virginum

Fue el 31 de mayo de 1970 cuando, por solicitud de Pablo VI, se promulgó el nuevo rito de la Consagración de las Vírgenes. Supuso el renacer de la antigua orden.

Ordo Virginum - foto AICA

Argentina conmemorará hasta el 2023 un Trienio Jubilar por los 50 años del Ordo Virginum / Foto: AICA.

Buenos Aires (01/06/2020 15:27, Gaudium Press) El 31 de mayo, hace 50 años, la Congregación para el Culto Divino, por deseo del Papa Pablo VI, promulgó el nuevo Rito de Consagración de las Vírgenes, que trajo el renacer para la Iglesia del Ordo Virginum, el Orden de las Vírgenes.

Tal acontecimiento se celebró de manera especial en Argentina con una paraliturgia el pasado domingo, presidida por el Padre Ricardo Dotro, Asesor del Servicio Nacional para la Formación Permanente de las Vírgenes Consagradas, que, debido a las medidas de aislamiento social, fue transmitida por YouTube.

“Una alegría, nos encontramos en esta tarde, a la distancia y a la vez en unión como una sola comunidad de vírgenes del Señor en la Argentina. Convocadas por el Espíritu Santo para dar gracias al Padre de las misericordias, por haber inspirado la restauración del Orden de Vírgenes y su concreción hace hoy cincuenta años”, señaló el presbítero. 

La conmemoración marcó el inicio de un Trienio Jubilar que se extenderá hasta el 2023, año en que se recordará la primera consagración del Ordo Virginum realizada en Argentina.

Actualmente en el país austral hay 204 vírgenes consagradas, más 48 miembros de la Asociación Vírgenes Consagradas “Servidoras”.

Fenómeno antiguo que renació

La Orden de Vírgenes Consagradas es un fenómeno que se remonta a los orígenes del cristianismo, que incluso está mencionado en los Hechos de los Apóstoles y en las Cartas del Apóstol Pablo,y cuando aún no habían congregaciones religiosas.

Eran mujeres que consagraban totalmente su virginidad a Dios, y al servicio de la iglesia primitiva.

Con el paso de los años, a partir del siglo XIV, la institución quedó en desuso y casi en el olvido, pero tras el Concilio Vaticano II tuvo su renacer, con un nuevo resurgir dentro de la Iglesia.

Así, el Ordo Virginum, más que una orden religiosa, es un estado de vida y una vocación particular al interior de la Iglesia, como también lo es el Ordo Viudarium, Orden de las Viudas, presente principalmente en Roma. 

Como se expone en el Código de Derecho Canónico (604), al Orden de Vírgenes pertenecen mujeres que, con el firme propósito de seguir a Cristo de manera exclusiva, realizan una consagración a través del Obispo Diocesano según el rito litúrgico aprobado.

En ese rito, las Vírgenes que se consagran celebran desposorios místicos con Jesús y se entregan al servicio de la Iglesia.

“La virgen es constituida en persona consagrada como signo trascendente del amor de la Iglesia hacia Cristo, imagen escatológica de esta Esposa del Cielo y de la vida futura”, menciona el Catecismo de la Iglesia Católica en en número 923.

Con información de AICA.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas