lunes, 19 de abril de 2021
Gaudium news > Card. Zen se suma a Card. Sarah para pedir al Papa regreso de misas individuales en Basílica vaticana

Card. Zen se suma a Card. Sarah para pedir al Papa regreso de misas individuales en Basílica vaticana

Ya son cinco los Cardenales que piden la revocación de la medida de la Secretaría de Estado.

Roma (30/03/2021 09:35, Gaudium Press) Primero ha sido la noticia de que el Cardenal Robert Sarah, hasta hace poco prefecto de la Congregación del Culto Divino, ha enviado una carta al Papa para que revoque la prohibición de las misas individuales en la Basílica Vaticana. Ahora al Cardenal Sarah se une el Cardenal Joseph Zen.

Efectivamente, antes de la instrucción de la Secretaría de Estado del 12 de marzo pasado, cualquier sacerdote que desease celebrar misa en uno de los 45 altares y 11 capillas de la Basílica de San Pedro, lo podía realizar. La Secretaría de Estado negó esa posibilidad, motivada por un deseo de garantizar “un clima de recogimiento y decencia litúrgica”.

A esta instrucción se ha opuesto el Cardenal Robert Sarah, quien suplica “humildemente al Santo Padre que disponga el retiro de las recientes normas dictadas por la Secretaría de Estado, las cuales faltan tanto a la justicia como al amor, no corresponden a la verdad ni al derecho, y no facilitan, sino que más bien ponen en peligro el decoro de la celebración, la participación devota en la Misa y la libertad de los hijos de Dios”, según el despacho que de la carta hace Sandro Magister en Settimo Cielo.

El purpurado africano declara unir así su “voz a la de los cardenales Raymond L. Burke, Gerhard L. Müller y Walter Brandmüller, que ya han expresado su pensamiento respecto a la disposición emitida el pasado 12 de marzo por la Secretaría de Estado del Vaticano”.

Afirma también el Cardenal Sarah “que puede haber concelebraciones poco dignas y poco concurridas y celebraciones individuales muy decorosas y concurridas, dependiendo tanto del aparato externo como de la devoción personal tanto del celebrante como de los fieles, cuando están presentes. En consecuencia, el decoro de la liturgia no se obtiene en forma automática prohibiendo simplemente la celebración individual de la Misa e imponiendo la concelebración”.

Habla el Cardenal Zen

Ahora es el Cardenal Zen, quien ha publicado una carta abierta al Cardenal Sarah, donde expresa que cuando supo de la prohibición de las misas privadas “si no fuera por las restricciones que impone el Coronavirus tomaría el primer vuelo para ir a Roma y me arrodillaría frente a la puerta de Santa Marta hasta cuando el Santo Padre haga retirar ese edicto”.

“Era lo que más fortificaba mi fe cada vez que venía a Roma: exactamente a las siete en punto se entra en la sacristía (casi siempre me encuentro con el santo hombre, el arzobispo y luego Cardenal Paolo Sardi), un joven sacerdote se adelanta y me ayuda a vestir los paramentos, luego me llevan a un altar (en la Basílica o en las grutas no me importa, ¡estamos en la Basílica de San Pedro!) Creo que fueron las misas que, en mi vida, celebré con más fervor y emoción, a veces con lágrimas orando por nuestros mártires vivos en China”, declara el Cardenal Zen.

“Es hora de redimensionar el poder excesivo de la Secretaría de Estado” –concluye el cardenal chino.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas