miércoles, 19 de junio de 2024
Gaudium news > Cardenal Ladaria pierde el vuelo al Sínodo (voluntariamente)

Cardenal Ladaria pierde el vuelo al Sínodo (voluntariamente)

Algunos de los ‘chiacchiere’ sobre la no asistencia del purpurado al encuentro de Octubre.

Cardenal Ladaria

Redacción (22/09/2023 11:59, Gaudium Press) El Cardenal jesuita Ladaria Ferrer, prefecto saliente de Doctrina de la Fe, se ha bajado del avión con destino al Sínodo, algo inusual, bastante. De hecho, más que bajarse del avión lo que ocurrió es que no apareció en la lista de los ‘pasajeros’, presentada ayer por la Sala Stampa a los medios de comunicación.

Preguntado el subsecretario del mismo, Mons. Marín de San Martín, por las razones, sencillamente dijo no saberlas. Que bueno, no está en la obligación de la omnisciencia, o de la bola de cristal.

Pero justamente por esas no certidumbres, pues empiezan las especulaciones, los chiacchiere, el chismorreo que deplora repetidamente el Papa, que sin embargo no dejan de responder y atender a esa tendencia humana poderosa y universal llamada curiosidad, sobre todo cuando los asuntos son importantes.

El Cardenal español había sido uno de los designados nominalmente por Francisco al encuentro de octubre, y algunos llegaron a afirmar que era un reconocimiento en su partida; ahora algunos medios dicen que el purpurado pidió expresamente al Pontífice relevarlo de tal designación.

Continuando con el pettegolezzo, ya otros medios, que han evidenciado tener buenos canales de información, hablan de una deterioro progresivo de la relación entre Francisco y el Cardenal Ladaria, desde cuando la congregación de la Doctrina de la Fe emitió un Responsum ad dubium (Respuesta a duda) negando la posibilidad de bendición a parejas homosexuales, que fue presentada como con la autorización del Pontífice, pero que días después algunos medios dijeron que fue desautorizada por el mismo; un segundo punto de quiebre habría sido la carta que el Papa dirigió al nuevo prefecto de doctrina de la Fe, Mons. Fernández, en la que de forma muy abierta hablaba de métodos inmorales usados antiguamente por ese dicasterio, haciendo que el Cardenal se preguntase qué se entendía por métodos inmorales y a qué tiempos se refería esa expresión; y un tercer punto de ruptura habría sido el informe del vicariato de Roma (la diócesis del Papa) sobre la visita canónica al centro Aletti fundado por el cuestionado ex jesuita Rupnik, informe que lanza un manto de duda del procedimiento en el dicasterio regentado por Ladaria que concluyó en la excomunión de Rupnik.

Pero continuando no por la senda de los chiacchiere sino de las realidades, ya son varios los que lamentan que una voz de peso y de un teólogo de valía no se halle presente en el sínodo que suscita tantos temores de ruptura con la tradición católica. El purpurado español habría sido una voz muy respetada, y que podría haberse constituido en dique a derivas harto peligrosas.

Entre tanto, y volviendo un poco a la senda de los chiacchiere, ¿la principal razón de su no presencia no será, tal vez, que él no quiera dar con su participación, un aval a un encuentro que ya muchos temen como uno de los más inciertos y potencialmente deletéreos en la Historia de la Iglesia?

En fin, los chiacchiere, chiacchiere son. Aunque algunos, no todos, correspondan a la verdad. (CCM)

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas