martes, 16 de abril de 2024
Gaudium news > Cardenal Müller: impulsar diaconisas es “concesión a ideas feministas” mundanas

Cardenal Müller: impulsar diaconisas es “concesión a ideas feministas” mundanas

El antiguo prefecto de Doctrina de Fe habló extensamente con Michael Haynes de LifeSite. Se explayó particularmente sobre el llamado Camino Sinodal alemán.

8 1

Redacción (25/03/2024, Gaudium Press) El Cardenal Gerhard Müller, antiguo prefecto de Doctrina de la Fe, ha concedido una extensa entrevista a Michael Haynes corresponsal de LifeSite en Roma, que está siendo publicada en tres entregas.

A continuación, reproducimos algunos apartes de la primera.

El Cardenal Müller, refiriéndose al llamado Consejo Sinodal (ente de gobierno mixto clero-laicos, que venía siendo promovido en la Iglesia alemana) y su precursor, el Comité Sinodal, afirmó: “El Comité Sinodal contradice absolutamente la constitución sacramental de la Iglesia católica, [con una] forma de ideas protestantes o más ideas anglicanas donde la Iglesia es gobernada por el rey o directamente por un comité de obispos, sacerdotes y laicos”. El Cardenal afirmó que gobernar la Iglesia “no tiene nada que ver con el gobierno político, sino que es una representación de la obra pastoral de Jesucristo”.

Jesús el pastor es el Buen Pastor, que está guiando a las personas no a una meta definida por nosotros o a un paraíso mundano, sino a venir a Dios, al conocimiento de Dios en esta vida, en este corto tiempo. Tenemos nuestra existencia en la tierra, pero tenemos la vocación a la vida eterna y por eso los buenos pastores tienen que dar su vida por conducir a todos los hombres a Dios y a la vida eterna”, expresó el purpurado.

El Cardenal Müller argumentó que “detrás del Comité sinodal hay una idea errada de qué es la Iglesia y cuál es la misión de la Iglesia”. Esto, porque los líderes del Camino Sinodal alemán ven “a la Iglesia como una realidad más política e ideológica para el progreso de la humanidad, más un paraíso socialista o liberal en la tierra, que nunca llegará”.

No los síntomas, sino la raíz de la enfermedad

Al tiempo que elogió al Vaticano por impedir que este Consejo Sinodal viera la luz en Alemania, el Cardenal Müller dijo que “hubiese sido mejor comprender lo que está sucediendo, no vencer el mal en el último momento, sino desde el principio”. Refiriéndose a los varios encuentros que personalidades de la Curia Romana ha tenido con obispos alemanes desde hace varios años en torno a los temas suscitados por el Camino Sinodal alemán, el Cardenal dijo que “la Curia, Curia Romana, es la responsable de la Iglesia universal con y bajo el Santo Padre. No deberían hacer concesiones, [practicar] la diplomacia, como en política, sino comprender los principios de estas cuestiones y volver a las raíces de esta escisión, del peligro, del cisma o la herejía”.

El Cardenal urge a la Curia Romana a no sólo “gestionar los síntomas” de las prioridades heterodoxas del Camino Sinodal, sino a “volver a las verdaderas heridas de esta enfermedad, porque es una enfermedad teológica, una mala comprensión de lo que es una Iglesia y no podemos hacer un compromiso entre la verdad y el error. No es posible.”

Del caso alemán, el antiguo prefecto de Doctrina de la Fe pasa a una visión más universal.

Según Jesucristo, no según nuestras ideologías

Los sínodos, indicó, “también deben entenderse en el contexto de la eclesiología católica. También, el Sínodo de los Sínodalidad no puede cambiar ni la doctrina ni la constitución sacramental de la Iglesia”.

Dijo Müller que “lo que hay detrás de esta ideología [sinodal] [es que] están pensando que ‘la Iglesia es anticuada, es medieval, y nosotros, [pues] esta es nuestra Iglesia, somos el sujeto de la Iglesia. Tenemos que cambiar esta Iglesia como un instrumento para la implementación de nuestras ideologías, no para predicar la Palabra de Dios, sino para implementar nuestras ideologías’”.

Sin embargo, y hablando como obispo, el purpurado recuerda que “somos sólo los representantes de Jesucristo, pero no somos los amos ni los dueños de la Iglesia”. “Si están hablando y asumiendo este vocabulario de reforma y modernización, deben saber que necesitamos ser reformados en nuestro pensamiento y nuestro comportamiento según Jesucristo”, dijo.

Advirtió el Cardenal que hay movimientos que buscan “una reducción de la Iglesia para que no sea [más] el instrumento y el signo, el sacramento de nuestra profunda comunión con Dios en el amor, y el instrumento para la unidad de la humanidad en Jesucristo: quieren cambiar la Iglesia hacia otra organización de salud mundial, como una ONG”.

Ni el Sínodo de la Sinodalidad ni este Camino Sinodal [alemán] se les puede permitir tener esta agenda, este programa para cambiar la esencia de la Iglesia en una organización interiormente ayudada de forma mundana”. En este sentido, el Cardenal Müller atribuyó ciertos impulsos por diaconisas femeninas a una forma de hacer “una concesión a las ideas feministas”.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas