domingo, 27 de septiembre de 2020
Gaudium news > Cardenal Parolin visitó el santuario del Santo Cura de Ars

Cardenal Parolin visitó el santuario del Santo Cura de Ars

A las 10:00 el Cardenal Parolin presidió la misa. A las 15:00 horas desarrolla la palestra “El Papa Francisco y los sacerdotes, en camino con el pueblo de Dios”.

Ars (04/08/2020 11:55, Gaudium Press) Con motivo de la fiesta del Santo Cura de Ars, el Cardenal Secretario de Estado Mons. Pietro Parolin visita su santuario. Allí se hallan los restos mortales del Santo.

A las 10:00 el Cardenal Parolin presidió la misa. A las 15:00 horas desarrolla la palestra “El Papa Francisco y los sacerdotes, en camino con el pueblo de Dios”.

El purpurado italiano también inaugurará el itinerario dedicado al Cardenal congoleño Emile Biayenda, que falleció en 1977 con fama de mucha virtud, y que era muy devoto del Cura de Ars.

Homilía del Cardenal Parolin

En su homilía, el Cardenal Parolin resumió la figura del Santo Cura de Ars, “un sacerdote que, con sencillez, ternura, fidelidad a los sacramentos, se conformó a la voluntad de Dios y así siguió el camino de la santidad”. Contó el purpurado que apreció desde niño al Cura de Ars, pues ya de infante leyó una biografía de él, y que tal vez le deba su vocación.

Reflexionando sobre las lecturas del día, dijo el Cardenal Parolin que la vocación de San Juan María Vianney era la de ser “un auténtico profeta-guardián”, que solo le interesaba la salvación de las almas, comprometido en la lucha contra el maligno.

Fue él “la voz resonante de Dios”, teniendo una vida consumida “en total fidelidad y consistencia” hasta el fin de sus días.

El Cura de Ars participó del poder taumatúrgico del Señor

El Cura de Ars “no sólo participó en el poder taumatúrgico del Señor, curando y sanado completamente a las personas”, sino que colaboró en nuevas vocaciones.

Recordó el Cardenal que la vocación es “un don gratuito”, “totalmente inmerecido”, que debe ser recibido “con humildad y oración”, y del que siempre se debe agradecer a Dios.

Citando a Benedicto XVI, afirmó que la figura del Santo Cura de Ars “nos enseña a transmitir alegría y esperanza a través del testimonio de nuestra vida personal y a ser constantes y perseverantes en nuestro ministerio”, ministerio alimentado por la oración y los sacramentos.

Recorrió San Juan María Vianney el camino de la santidad, hecho de sencillez, desinterés, pureza de intención y acción, fidelidad a Dios y al Evangelio, en una “íntima unión personal con Cristo”.

Con información de Aica

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas