lunes, 17 de enero de 2022
Gaudium news > Cardenal Sandoval: “Dios no quiere que nadie se condene”

Cardenal Sandoval: “Dios no quiere que nadie se condene”

No hay predestinación al infierno”, dijo el purpurado mexicano en video sobre la Epifanía.

Redacción (05/01/2022 10:08, Gaudium Press) Ante la inminencia de la Epifanía, cuando los reyes magos fueron adorar al Dios que había nacido, el Cardenal Juan Sandoval Íñiguez, Arzobispo emérito de Guadalajara, ha publicado un video mensaje.

Recuerda el Cardenal que es solo la tradición la que indica que los reyes magos eran reyes y eran tres, pero “lo que es importante” es que no eran judíos, indicando que Dios se ocupaba de la salvación de los que no eran judíos.

“Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la Verdad”, recalcó.

En los reyes magos estaba representada toda la gentilidad, es decir, todos aquellos que no pertenecen al pueblo elegido del Antiguo Testamento: “Cuando se llamaron a los Magos a adorar a Cristo, fuimos llamados nosotros que no somos judíos, que formamos la Iglesia de la gentilidad, de todos los pueblos no judíos”.

La “universalidad” del llamado a la salvación en la adoración del Niño Jesús, “está también representada en la manera como la tradición ha caracterizado a estos tres Reyes Magos: uno blanco, otro moreno y otro negro”, dijo el purpurado, es decir, “todas las razas de la tierra [son] llamadas por Cristo a la salvación”.

“Dios quiere que todos los hombres se salven”, insistió, pues “Dios no quiere que nadie se condene. A nadie hizo para la condenación eterna”, y esos pensamientos deben estar presentes cuando venga la tristeza.

Su voluntad de salvarnos no es un mero deseo, sino que es eficaz, pues Dios da a todos los hombres “lo necesario para que se salve”.

“Ese pensamiento de la voluntad salvífica universal debe acompañarnos durante toda la vida a todos: Dios no te hizo para la condenación”. “No hay predestinación al infierno”, insistió.

Esos pensamientos, deben volvernos atentos a las gracias que Dios nos manda en nuestras vidas, que son como “el paso de Dios” para salvarnos.

Con información de Aciprensa

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas