domingo, 14 de julio de 2024
Gaudium news > Caso Rupnik: el Obispo Libanori nuevamente en escena

Caso Rupnik: el Obispo Libanori nuevamente en escena

El tema Rupnik no se apaga. Algunos afirman que ya está en juego credibilidad de la Iglesia en materia de abuso.

Sin titulo 22

Mons. Libanori – Foto: Screenshot YouTube Diócesis de Roma

Redacción (26/09/2023 11:47, Gaudium Press) El medio portugués 7 Margens, que fue uno de los primeros en confirmar el año pasado que el ex jesuita Marko Rupnik había sido sancionado canónicamente con pena de excomunión, algo que se había mantenido discreto, trae ahora la revelación de que hay un decreto disciplinar del 21 de junio pasado, firmado por el obispo auxiliar de Roma Mons. Daniele Libanori, que aunque es dirigido con relación a la ex superiora de la comunidad Loyola – comunidad donde se afirma que el Rupnik abusó de varias religiosas y ex religiosas – , también trae una confirmación implícita de la existencia de “víctimas” del accionar de Rupnik.

Revela 7 Margens, en versión de Il Sismografo, https://ilsismografo.blogspot.com/2023/09/portogallo-comunita-di-loyola-la.html que dicho decreto establece con relación a la ex superiora Ivanka Hosta:

1) Prohibición de asumir cualquier cargo o función de gobierno y dirección espiritual dentro de la Comunidad de Loyola;

2) Establecimiento de residencia en la comunidad que este instituto tiene en Portugal y prohibición de contacto, directa o indirectamente, con las religiosas o ex religiosas de la Comunidad de Loyola durante un período de tres años (medida sujeta a un informe de solicitud semestral por arte de la superiora en Portugal); Y

3) Como “penitencia externa”, realizar una peregrinación una vez al mes, durante un año, a un santuario mariano fácilmente accesible desde la residencia, donde se deberá rezar “por las víctimas del comportamiento del P. Marko Ivan Rupnik y por todas las religiosas de la Comunidad de Loyola”, de la cuales es acusada de haber abusado. [Ndr. Las negritas no están en el original]

Este abuso último abuso a que alude el decreto del Obispo endilgado a Ivanka Hosta, se refiere a las conclusiones a las que llegó Mons. Libanori tras obtener varios testimonios, que evidenciaban un sistema autoritario establecido por ella, que fue superiora de la comunidad Loyola desde 1994 hasta que el Comisario Libanori se hizo cargo de la comunidad, salvo un lapso de tiempo.

Leer también: Víctimas de Rupnik: “quieren obligarnos a guardar silencio pero la verdad no se puede borrar”

El decreto expresa que Hosta ejerció “un estilo de gobierno perjudicial a la dignidad y a los derechos de cada una de las religiosas que la integran [ndr. la comunidad]”.

Por vuelta de 1993 algunas religiosas de la Comunidad Loyola comenzaron a darse cuenta de que lo que había ocurrido con ellas lo era también con otras. Algunas decidieron contar a la superiora lo que había pasado con el P. Rupnik y otras decidieron comunicarlo a los superiores eclesiásticos.

El Arzobispo de Liubliana optó por apartar a Rupnik de la Comunidad, al paso que el superior esloveno de la Compañía de Jesús, también informado, se recusó a creer”, afirma 7 Margens. En su informe Mons. Libanori concluyó que la superiora y algunas consejeras, sabían de lo que se acusaba a Rupnik, pero “mantuvieron todo en secreto e imponiendo a las hermanas que mantuviesen escondido lo que había ocurrido”, en un sistema de abuso espiritual por parte de Honka.

El apartamiento del Padre Rupnik de la Comunidad en 1993, en vez de traer a la luz del día el comportamiento del sacerdote y el sistema que lo había permitido, aumentó el sistema de control, dominación y omertà [ndr. silencio forzado]que la superiora imponía a las religiosas, declara Mons. Libanori.

Afirma 7 Margens que el decreto de Mons. Libanori no goza del carácter de confidencialidad.

Decreto do bispo Daniele Libanori

Facsímil del decreto, tomado de 7 Margens

Se constata así que el tema Rupnik no solo no se ha apagado tras su expulsión de la Compañía de Jesús, sino que son numerosos los analistas que ya afirman que se convierte en uno de los puntos neurálgicos del actual pontificado.

Incluso, hay comentaristas que afirman que tras el intento de rehabilitación del P. Rupnik, como muchos consideran fue un reciente comunicado de la diócesis de Roma, la indefinición de su actual situación canónica amenaza con la imagen de la Iglesia contra el abuso, y que incluso puede repercutir en el próximo sínodo, donde se ha destacado la novedad de presencia de mujeres con voz y voto. (SCM)

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas