viernes, 27 de noviembre de 2020
Gaudium news > ¿Cómo quedaron las dos iglesias atacadas ayer en Santiago de Chile?

¿Cómo quedaron las dos iglesias atacadas ayer en Santiago de Chile?

Se trata de la parroquia de la Asunción y la iglesia San Francisco de Borja.

La torre de la parroquia de la Asunción, antes de desplomarse

Redacción (19/10/2020 10:21, Gaudium Press) Impactante y amenazante para la Iglesia es el balance de lo ocurrido ayer en las manifestaciones en Santiago de Chile, cuando al caer la tarde fueron atacadas dos emblemáticas iglesias del centro de la ciudad

Alrededor de las 6 pm los bomberos recibieron llamadas alertándolos del inicio del incendio provocado al interior de la parroquia de la Asunción. Concomitantemente intentaban atender la conflagración provocada en la iglesia San Francisco de Borja, capilla de los carabineros de Chile.

Cuando estaban cerca de los incendios, los carros de bomberos fueron atacados con piedras: “En algunos momentos nos tuvimos que retirar porque las condiciones no eran seguras para los bomberos. Estando a la vista el incendio, no pudimos hacer nuestro trabajo, nos tuvimos que retirar hasta esperar que el lugar estuviera seguro”, expresó un vocero del Cuerpo de Bomberos.

La parroquia de la Asunción, antes de los destrozos de ayer

En la iglesia de la Asunción, durante media hora los manifestantes impidieron la acción de los bomberos, tiempo suficiente para que las llamas hicieran su demoledora labor. La imagen de la torre de este histórico templo, en llamas y viniéndose abajo, han recorrido el mundo. También un video de una de las mujeres atacantes, en el interior del templo, repitiendo la consigna: ‘La única iglesia que ilumina es la que arde’. Impactan igualmente las imágenes de cuando un manifestante echa abajo una gran imagen del frontis de la iglesia.

Los daños en las iglesias atacadas

Además de la destrucción de la torre y el campanario del templo de la Asunción, se ha perdido todo el cielo raso con sus pinturas. Aún no se ha hecho un balance del estado de las campanas que se encuentran bajo los escombros. Los vitrales han quedado en su mayoría destruidos. Parte del mobiliario fue saqueado para establecer barricadas. La fachada del templo fue manchada con graffitis. Esta iglesia, inaugurada en 1876, ya había sufrido en las manifestaciones del año, cuando se habían vandalizado la imágenes, pero los daños habían sido menores, mínimos en comparación con lo ocurrido ayer.

En la iglesia San Francisco de Borja, “estaban los vitrales más antiguos de Chile, y eso se perdió ayer”, declaró el subsecretario de Patrimonio, Emilio de la Cerda. Eran de origen francés, firmados en 1875, en el taller bordelés de Gustave-Pierre Dagrant. De esta iglesia también circularon imágenes de cuando los atacantes se tomaban fotos mientras quemaban imágenes religiosas.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas