sábado, 28 de enero de 2023
Gaudium news > Conferencias Episcopales Alemana y Suiza emiten normas para misas con público durante la pandemia

Conferencias Episcopales Alemana y Suiza emiten normas para misas con público durante la pandemia

Las orientaciones pretenden evitar la propagación del coronavirus. Prueban que la Iglesia es capaz de celebrar la Eucaristía con seguridad.

Catedral Gótica Colonia

Redacción (29/04/2020 13:20, Gaudium Press) El 24 de abril la Conferencia Episcopal Alemana (Deutsche Bischofskonferenz: DBK) publicó recomendaciones de higiene para retomar las celebraciones eucarísticas con público. La Conferencia de Obispos de Suiza (Schweizer Bischofskonferenz: SBK) siguió el ejemplo, publicando orientaciones de protección para la celebración de la Eucaristía con público el 27 de abril.

La DBK recomienda que las misas sean celebradas solamente en Catedrales o en otras iglesias aptas, sobre todo las de mayor espacio físico. También aconseja limitar el acceso de los fieles de acuerdo con el tamaño del templo.

Además, la Conferencia Episcopal Alemana da instrucciones para incluir rutas de sentido único para evitar que los fieles se encuentren unos con otros, así como marcas para conservar cierta distancia de seguridad. Los miembros de cada familia no pueden quedar separados por la iglesia.

El número de misas se debe aumentar siempre que sea posible y necesario. También se pueden ofrecer servicios adicionales, como la Celebración de la Palabra. En particular, durante el verano, conviene multiplicar el número de misas al aire libre. Manteniendo la dispensa del precepto dominical.

En cuanto a las prácticas litúrgicas, recomienda, por ejemplo, que se reduzca el número de acólitos a apenas dos, manteniendo siempre las distancias reglamentarias. El sacerdote y el diácono debe desinfectar las manos antes del ofertorio y la comunión debe distribuirse a cierta distancia. No hay saludo de la paz.

La SBK es aún más precisa: recomienda que los lugares de las iglesias no sean ocupados en más de un tercio de la capacidad del recinto. Cada fiel debe mantener un espacio de al menos 4m2. Para evitar que en las misas más frecuentadas, los fieles sean impedidos de entrar, se recomienda el sistema de reserva por número de lugares.

La Conferencia de Obispos de Suiza igualmente recomienda que los ministros desinfecten las manos antes de distribuir la comunión, que debe realizarse con una distancia mínima de 2m.

Los fieles deben salir ordenadamente del recinto. Después de la misa, los objetos que han sido tocados, deben desinfectarse.

La iglesia puede permanecer abierta durante el día para visitas individuales. Se recomienda a los enfermos no asistir a la misa. Ellos pueden recibir la Eucaristía en casa por parte de ministros idóneos y formados para esa situación. (LFR)

Con información de la DBK y de la SBK.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas