viernes, 12 de agosto de 2022
Gaudium news > “El Camino Sinodal alemán estaba condenado desde el principio”: Cardenal Muller

“El Camino Sinodal alemán estaba condenado desde el principio”: Cardenal Muller

El Cardenal también se refirió al pedido de la presidenta de ese Camino, de acceso al aborto.

Redacción (04/08/2022 16:27, Gaudium Press) En entrevista concedida a CNA Deustch, el antiguo prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe dijo que el Camino Sinodal alemán “estaba condenado desde el principio, solo que sus iniciadores no se han dado cuenta aún”.

Este Camino es un sínodo que se realiza en su país, que a medida que avanza manifiesta con mayor claridad posturas contrarias a la doctrina católica, como ordenación femenina, ejercicios heterodoxos del poder al interior de la Iglesia, cambios en la doctrina de moral sexual, entre otros. La co-presidente de ese Camino, Irma Stteter-Karp, en días recientes pidió un acceso fácil al aborto.

En sus fuertes declaraciones el Cardenal Muller afirmó que ese Camino nada tiene que ver con la “sinodalidad” ni con un “camino”, sino que es una “organización política”, que se juzga a sí propia “a la vanguardia de la Iglesia universal”.

La Iglesia no crea la Revelación, sino que esta le fue confiada

“La Revelación es confiada a la Iglesia para ser preservada fielmente y no como el Camino Sinodal lo quiso hacer desde el principio, es decir como una asamblea que de algún modo tendría el derecho y la autoridad de ir más allá de la constitución sacramental de la Iglesia y reinterpretar la Revelación”, explicó el purpurado alemán.

El Cardenal también criticó la respuesta dada por los presidentes de ese sínodo, Mons. Georg Bätzing, e Irme Stetter-Karp, a la reciente advertencia vaticana, que les decía que no tenían potestad para cambios en la moral y en la estructura de la Iglesia, y que podían representar un atentado a la unidad católica.

“Quien quiera que apoye estos crímenes para toda la población no puede ser un reformador de la Iglesia”, dijo también el Cardenal Muller, refiriéndose al pedido de Stetter-Karp de acceso al aborto.

“Después de todo –agregó el Cardenal alemán– la Iglesia no es objeto de nuestra reforma. La Iglesia ha sido fundada por Cristo, no se puede reformar porque es insuperable; solo nosotros podemos andar el camino y ese camino es el del arrepentimiento y la renovación”.

“Tenemos que reformarnos y renovarnos nosotros en Jesucristo y así dar respuesta a los desafíos de hoy”, concluyó.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas