miércoles, 16 de junio de 2021
Gaudium news > El Espíritu Santo “derrota todas nuestras vacilaciones”: Papa en solemnidad de Pentecostés

El Espíritu Santo “derrota todas nuestras vacilaciones”: Papa en solemnidad de Pentecostés

En el Regina Coeli, Francisco meditó sobre la venida del Espíritu Santo.

Redacción (24/05/2021 10:35, Gaudium Press) En su enseñanza del Regina Coeli de ayer, en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco meditó acerca de la venida del Espíritu Santo sobre la Virgen y los Apóstoles, la cual se conmemoraba. Es el último Regina Coeli de estos días, pues hoy ya reinició el tiempo ordinario.

Tal como hizo con los apóstoles en Pentecostés, el Espíritu Santo “nos hace nuevas criaturas”, “derrota todas nuestras vacilaciones”, “pone en comunicación a personas diferentes”, consiguiendo así “la unidad y universalidad de la Iglesia”, expresó el Pontífice.

Cincuenta días después de la Pascua de Jesús”, según se narra en los Hechos de los Apóstoles, vino el Paráclito sobre la Virgen y el colegio apostólico.

Es el Espíritu Santo, que “procede de Dios Padre y de su Hijo Jesucristo”, y que llega a la Iglesia “dando vida a nuestras mentes y a nuestros corazones”. Pues como se recita en el Credo, Él es “Señor y dador de vida”.

Los apóstoles ya no volvieron a ser como antes

Antes de la venida del Espíritu Santo “los discípulos de Jesús todavía estaban desconcertados y asustados. Aún no tenían el valor de salir a la luz”. Pero después, los Apóstoles “ya no volvieron a ser como antes”, sino que fueron a proclamar la resurrección del Señor, “de tal manera que cada uno los entendía en su propia lengua”. “El Espíritu cambia el corazón, ensancha la mirada de los discípulos” y “los hace capaces de comunicar a todos las grandes obras de Dios”, dijo Francisco.

Es el Espíritu Santo el que “hace la unidad”. Lo importante “es estar dentro en la unidad del Espíritu y no mirar las pequeñas cosas de que estás un poco de esta parte y de aquella otra, que tú rezas de este modo y el otro… esto no es de Dios”. La Iglesia “es para todos, como mostró el Espíritu Santo el día de Pentecostés”.

El Pontífice pidió a la Virgen María que “interceda para que el Espíritu Santo descienda en abundancia y llene los corazones de los fieles y encienda en todos el fuego de su amor”.

Con información de Vatican News 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas