jueves, 23 de mayo de 2024
Gaudium news > El monasterio europeo al que no le faltan vocaciones

El monasterio europeo al que no le faltan vocaciones

El monasterio cisterciense de Heiligenkreuz, al sur de Viena, cuenta hoy con casi 100 monjes.

Heiligenkreuz Stift Luftaufnahme

Foto: Wikipedia

Redacción (11/04/2025, Gaudium Press) 20 kilómetros al sur de la mítica Viena, se encuentra el monasterio cisterciense de Heiligenkreuz, nombre que proviene de una reliquia de la cruz del tamaño de una mano, que está en su recinto desde 1188.

Pero este monasterio, a diferencia de otros del Viejo Continente, se caracteriza también porque no lamenta la ausencia de vocaciones: actualmente cuenta con casi 100 monjes, el número más alto desde su fundación en 1133. Un monasterio que además se expande, tiene tres ‘sucursales’, los prioratos de Neukloster, de Stiepe, y de Bochum.

¿Por qué tantas vocaciones? Para el abad , la primera razón,como debe ser, es la gracia: “…son una gracia inmerecida que no podemos crear nosotros mismos. Cada joven que viene a nosotros es una llamada para que le demos la libertad de examinar su vocación o de hacerla examinar”, dice el abad Maximilian Heim.

Habla también de un fenómeno de contagio: “Quienes viven su vida religiosa con autenticidad contagian a otras personas y actúan como un imán. De hecho, una de las razones de nuestro crecimiento es el rostro joven de nuestro monasterio de casi 900 años. Quien viene a Heiligenkreuz no experimenta nada aburrido, sino una comunidad que se ha mantenido joven con un saludable abanico de edades”.

También son los efectos de un particular pastoral juvenil, que se termina constituyendo en trabajo vocacional:

Desde hace casi tres décadas, la Vigilia de los Jóvenes se ha convertido en el motor de la pastoral juvenil regional de Heiligenkreuz. Cada viernes del Sagrado Corazón, entre 150 y 250 jóvenes entusiastas se reúnen para alabar a Dios, escuchar su palabra, adorarlo en la Eucaristía y reconciliarse con Dios y entre sí en la confesión. Es como un curso básico de fe católica que permite experimentar la práctica religiosa”.

En este contexto, particularmente europeo, de crisis de fe, los monasterios se tornan aún más en “centros espirituales y oasis en el desierto de un tiempo desorientado, donde se aprovechan los manantiales de la fe, de los que podemos beber con alegría”, resalta el abad Heim.

Con información de Infocatólica.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas