viernes, 01 de julio de 2022
Gaudium news > El mundo sigue atento el caso del Cardenal Zen: solo será juzgado por falta administrativa

El mundo sigue atento el caso del Cardenal Zen: solo será juzgado por falta administrativa

Ayer el purpurado asistió al el tribunal de West Kowloon. Ya no se le acusa de colusión con fuerzas extranjeras, como era la intención inicial.

Foto: Michael Swan en Flickr

Redacción (25/05/2022 12:30, Gaudium Press) Después de la detención en una estación de policía en Hong Kong, sufrida por el anciano Cardenal Joseph Zen Ze-kiun (91) el pasado 11 de mayo, el mundo entero volvió los ojos sobre la realidad de esta isla, otrora libre bajo protectorado británico, luego, desde 1997, Región Administrativa Especial de la República Popular China, y ahora, muy amenazada en sus libertades, particularmente después de la aprobación en el 2020 de una ley de seguridad nacional especifica para Hong Kong, que muchos califican como instrumento de persecución política en manos de la dictadura comunista china.

Las primeras informaciones daban cuenta de que el Cardenal chino estaba siendo acusado de colusión con fuerzas extranjeras o subversión, delitos tipificados en la ley de seguridad nacional, y que podrían ser castigados hasta con cadena perpetua. Todo ser integrante de la administración del Fondo de Ayuda Humanitaria 612, que colaboraba con los gastos de defensa legal de personas que participaron en las protestas pro-democracia del 2019. Ese fondo fue clausurado en octubre de año pasado.

Pero, al parecer por el gran revuelo internacional suscitado, ahora el tribunal de West Kowloon solo acusó al Cardenal de no registrar correctamente ese fondo. Los abogados defensores del Cardenal Zen afirman que según la Societies Ordinance no era obligatoria la inscripción del Fondo 612. En cualquier caso, ya no se está hablando de una falta penal sino meramente administrativa, también negada por la defensa del purpurado. La pena máxima por esa falta sería de 1,750 dólares. El juicio iniciará el 19 de septiembre.

Asisten diplomáticos

La audiencia donde se comunicó la acusación al Cardenal, fue asistida por diplomáticos italianos, alemanes, franceses y suecos, lo que era todo un mensaje para la dictadura comunista china.

Dictadura que sí tenía intención de enjuiciar al Cardenal penalmente: Como noticiaron diversas agencias internacionales, poco después de la retención del Cardenal Zen, el ministerio de relaciones exteriores chino emitía un comunicado diciendo que “las personas involucradas son sospechosas de conspirar con países extranjeros o fuerzas extranjeras para poner en riesgo la seguridad nacional, un acto de naturaleza grave”.

El Cardenal y los demás detenidos junto con él se suman a los más de 180 retenidos bajo la ley de seguridad nacional.

Tras el arresto del Cardenal y compañeros, diversas personalidades levantaron su voz de protesta, como la ministra canadiense de relaciones exteriores Joly, el jefe de la diplomacia de la Unión Europea Borrell, entre otros.

Con información de Infocatolica

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas