miércoles, 30 de noviembre de 2022
Gaudium news > El Papa habló en la primera homilía de Adviento, de cercanía del Señor y vigilancia

El Papa habló en la primera homilía de Adviento, de cercanía del Señor y vigilancia

Estaban presenten varios de los cardenales que habían sido creados el día anterior.

Basilica de San Pedro

Basílica de San Pedro. Foto: Archivo

Ciudad del Vaticano (30/11/2020 09:07, Gaudium Press) Junto a los nuevos Cardenales, creados el día anterior, el Papa meditó ayer en la Basílica de San Pedro sobre la vigilancia y la cercanía de Dios, en su primera homilía de Adviento.

El Adviento es el tiempo para hacer memoria de la cercanía de Dios, que ha descendido hasta nosotros”. Pero primero debemos reconocer que necesitamos al Señor: “Es también el primer mensaje del Adviento y del Año Litúrgico, reconocer que Dios está cerca, y decirle: ‘¡Acércate más!’. Él quiere acercarse a nosotros, pero se ofrece, no se impone”, explicó.

El Papa pidió que repitiesemos constantemente “Ven, Señor Jesús”

El Pontífice pidió que repitiésemos constantemente la invocación propia del Adviento:

“Esta invocación podemos decirla al principio de cada día y repetirla a menudo, antes de las reuniones, del estudio, del trabajo y de las decisiones que debemos tomar, en los momentos importantes y en los difíciles: ‘Ven, Señor Jesús’”.

La cercanía lleva a la Vigilancia

La cercanía del Señor, que debemos pedir, puede realizarse en cualquier momento. Por esto, debemos estar vigilantes: “Al estar atraídos por nuestros intereses y distraídos por tantas vanidades, corremos el riesgo de perder lo esencial. Por eso hoy el Señor repite a todos: ‘¡Estén vigilantes!’”.

“Llegará el día cuando estemos con el Señor. Vendrá, no nos desanimemos. Pasará la noche, aparecerá el Señor”, animó el Papa, porque “Él, que murió en la cruz por nosotros, nos juzgará. Estar vigilantes es esperar esto, es no dejarse llevar por el desánimo, es vivir en la esperanza. Así como antes de nacer nos esperaban quienes nos amaban, ahora nos espera el Amor mismo”, aseguró.

Poner la vista en el cielo

Debemos poner nuestros ojos y nuestros deseos en las cosas celestiales:

“Si nos esperan en el Cielo, ¿por qué vivir con pretensiones terrenales? ¿Por qué agobiarse por alcanzar un poco de dinero, fama, éxito, todas cosas efímeras? ¿Por qué perder el tiempo quejándose de la noche mientras nos espera la luz del día? ¿Por qué buscar un poco de… (¿padrinos?) para hacer (tener) un ascenso y subir y promocionarnos en la carrera? Todo pasa. Observa, dice el Señor”, dijo el Papa.

A veces, puede ser que la fe se entibie en nuestras almas, que perdamos ese primer amor. Para que la fe siempre sea “un fuego que arde”, debemos “Rezar y amar, he aquí la vigilancia. Cuando la Iglesia adora a Dios y sirve al prójimo, no vive en la noche. Aunque esté cansada y abatida, camina hacia el Señor”. “Rezar es encender una luz en la noche. La oración nos despierta de la tibieza de una vida horizontal, eleva nuestra mirada hacia lo alto, nos sintoniza con el Señor. La oración permite que Dios esté cerca de nosotros; por eso, nos libra de la soledad y nos da esperanza”.

Orar

“La oración oxigena la vida: así como no se puede vivir sin respirar, tampoco se puede ser cristiano sin rezar. Y hay mucha necesidad de cristianos que velen por los que duermen, de adoradores, de intercesores que día y noche lleven ante Jesús, luz del mundo, las tinieblas de la historia”, continuó.

También debemos combatir la indiferencia, de aquel que “ve todo igual”. Para combatir la indiferencia hay que cultivar la caridad, que se manifiesta en obras de misericordia.

Los nuevos cardenales

El día sabado el Papa Francisco creó 13 nuevos cardenales. Con estos, el número total de cardenales electores pasa a ser 129.

Ellos son:

Mons. Mario Grech (Secretario General del Sínodo de Obispos)

Mons. Marcello Semeraro (Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos)

Mons. Antoine Kambanda (Arzobispo de Kigali, Ruanda)

Mons. Wilton Gregory (Arzobispo de Washington)

Mons. José Advincula (Arzobispo de Capiz, Filipinas)

Mons. Celestino Aos (Arzobispo de Santiago de Chile)

Mons. Cornelius Sim (Vicario Apostólico de Brunei)

Mons. Augusto Lojudice (Arzobispo de Siena, Italia)

Fra Mauro Gambetti (Guardián del Convento de Asís)

Nuevos cardenales con más de 80 años:

Mons. Felipe Arizmendi Esquivel (Obispo de San Cristobal de las Casas, Chiapas, México)

Mons. Silvano Tomasi, Nuncio Apostólico

P. Rainiero Cantalamessa, Predicador de la Casa Pontificia

P. Enrico Feroci, Ex director de Cáritas Roma

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas