sábado, 28 de enero de 2023
Gaudium news > El sábado será beatificada la Madre María Berenice Duque, en Medellín

El sábado será beatificada la Madre María Berenice Duque, en Medellín

Es la fundadora de la Congregación de las Hermanitas de la Anunciación. Presidirá la ceremonia el Cardenal Semeraro.

maria berenice colombia 04. madre berenice alta calidad nueva 1 wp 1

Redacción (27/10/2022 10:32, Gaudium Press) El próximo sábado será beatificada, en la Catedral Metropolitana de Medellín, Colombia, la Madre María Berenice Duque Hencker, fundadora de la Congregación de las Hermanitas de la Anunciación. Presidirá la ceremonia el Cardenal Marcelo Semeraro, prefecto del dicasterio para las causas de los Santos.

La ceremonia se realizará a las 10:00 am, hora local.

La Congregación fundada por la religiosa cumple labores en el área educativa, a través de guarderías, pre-escolares, y colegios. También atiende centros de salud, y colabora en la formación de grupos apostólicos como Infancia misionera, Legión de María, Grupos Juveniles, Laicos Anunciatos.

La Madre María Berenice

La Madre María Berenice Duque Hencker nace el 14 de agosto de 1898 en Salamina, Caldas.

Su padre es socio en una fábrica de chocolates. La joven María Ana Julia se dedica a formarlos en religión, y exige a los empleados por turnos, que asistan a la instrucción.

Estudia con las Hermanas Dominicas de la Presentación, desde donde escribe al Carmelo en Bogotá, pidiendo su ingreso, pero su confesor la orienta hacia las religiosas de Marie Poussepin. Ella quería clausura y contemplación, pero Dios la destinaba al servicio más activo.

Sin embargo, ya estando entre las Dominicas de la Presentación, siente que ha errado el camino, pero no le es claro lo que debe hacer; pide luces al Señor. Mientras tanto es educadora en San Gil, Ubaté, Rionegro, Manizales, Fredonia y Sonsón. En estas labores se caracteriza por su bondadosa, servicio, capacidad creativa. Su deseo de contemplación se transforma en un contemplar a Dios en el hermano.

Mientras trabajaba en Medellín, el Arzobispo pide a la superiora de las hermanas de la Presentación que destine una hermana que enseñe manualidades y religión para preservar a las jóvenes de los ambientes peligrosos de ciertos barrios. Se designa a la Hermana Berenice.

Algunas de las jóvenes piden más clases, profundizar más en el conocimiento de Jesús y la Iglesia, algunas incluso quieren dedicarse al apostolado. Desde 1938 Hermana Berenice siente la insistente llamada de Dios que le pide la fundación de un instituto, con características contemplativas-activas.

Creada la Escuela Doméstica

Comienza creando en una barranca la llamada “Escuela Doméstica”, con mucha pobreza. Para sostenerse, venden “gelatina de pata”, lavan y planchan ropa, hacen tejidos. El Arzobispo apoya la fundación naciente, que fue muy combatida pero defendida por el prelado.

El 3 de octubre de 1950 se otorga el decreto de erección canónica, que la constituye en Pío Asociación de Hermanitas de la Anunciación. Pero antes, la Hna. María Berenice todavía seguía siendo dominica, es sometida a una dura prueba: la superiora la manda a Francia, entre otras cosas para que se olvide de la “Escuela Doméstica”.

Son difíciles días, y el futuro de la Congregación queda incierto. Sin embargo, la superiora de las hermanas de la Presentación en Medellín permite que tres hermanas acompañen el proceso formativo de las Hermanitas de la Anunciación.

En 1947, por su delicado estado de salud, la superiora de la Presentación permite que la Hna. Berenice regrese a Colombia. Finalmente, el 7 de octubre de 1950, su congregación permite que se dedique de lleno a su obra.

Con los permisos necesarios, el 23 de Octubre de 1953 viste el hábito y hace Votos Perpetuos como Hermanita de la Anunciación. Toma el nombre de María Berenice.

El 25 de Marzo de 1958 Pío XII, otorga el “Decretum Laudis” a la Congregación. Es una gracia de Dios. A los 15 años de fundación, la Iglesia acoge a la pequeña Anunciación bajo su manto maternal.

La obra se extiende a España, Ecuador, Perú, Venezuela.

Con el apoyo del entonces Nuncio, funda en Bogotá en 1965 a los Hermanos “Domus Dei”, para atender a niños de la calle, jóvenes en cárceles y reformatorios.

Su espiritualidad está fundada en el dicho de la Virgen “He aquí la esclava del Señor”, y quiere ella pasar la vida siendo eco de la humildad de Nuestra Señora, de su amor y su entrega.

Los últimos 14 años de su vida los paso en el lecho de enferma.

Poco antes de cumplir 95 años, y cuando la congregación celebra las Bodas de Oro fundacionales, muere la Madre María Berenice, el 25 de julio de 1993.

Con información de Hermanitasdelaanunciacion.org

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas