domingo, 01 de agosto de 2021
Gaudium news > En el Ángelus, Francisco invita al silencio, a la contemplación y a la oración

En el Ángelus, Francisco invita al silencio, a la contemplación y a la oración

El Papa advirtió contra el activismo, el frenesí del hacer.

Redacción (19/07/2021 17:14, Gaudium Press) En su meditación previa al Ángelus dominical, el Papa se basó en las lecturas del día, para prevenir al mundo contra “un peligro que siempre está al acecho”:

Dejarse llevar por el frenesí del hacer, caer en la trampa del activismo, en el que lo más importante son los resultados que obtenemos y el sentirnos protagonistas absolutos”.

Con el activismo, se corre el riesgo de “descuidar a Jesús”:

No se trata sólo de descanso físico, sino también de descanso del corazón. Porque no basta “desconectar”, es necesario descansar de verdad. Y para hacerlo, es preciso regresar al corazón de las cosas: detenerse, estar en silencio, rezar, para no pasar de las prisas del trabajo a las de las vacaciones”, dice el Papa.

Francisco recuerda que Jesús “no se sustraía a las necesidades de la multitud”, pero que “cada día, antes que nada, se retiraba en oración, en silencio, en la intimidad con el Padre”.

Aprendamos a detenernos, a apagar el teléfono móvil para cultivar el silencio, a contemplar la naturaleza, a regenerarnos en el diálogo con Dios”, invita.

Es en la contemplación que el hombre cultiva la compasión:

De hecho, sólo el corazón que no se deja secuestrar por la prisa es capaz de conmoverse, es decir, de no dejarse llevar por sí mismo y por las cosas que tiene que hacer, y de darse cuenta de los demás, de sus heridas, de sus necesidades”.

“Si aprendemos a descansar de verdad, nos hacemos capaces de compasión verdadera; si cultivamos una mirada contemplativa, llevaremos adelante nuestras actividades sin la actitud rapaz de quien quiere poseer y consumir todo; si nos mantenemos en contacto con el Señor y no anestesiamos la parte más profunda de nuestro ser, las cosas que hemos de hacer no tendrán el poder de dejarnos sin aliento y devorarnos”, afirmó el Pontífice.

Francisco invocó la necesidad de una “ecología del corazón”, que está “compuesta de descanso, contemplación y compasión”. Y pidió el auxilio de la Virgen para que cultivemos el silencio, la oración y la contemplación”.

Con información de Vatican News

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas