sábado, 30 de mayo de 2020
Gaudium news > En este altar Don Bosco lloró meses antes de morir

En este altar Don Bosco lloró meses antes de morir

Ocurrió el 16 de mayo de 1887 en el altar dedicado a María Auxiliadora en la Basílica romana del Sagrado Corazón. 

Altar María Auxiliadora donde Don Bosco Lloró - Foto ANS

Altar dedicado a María Auxiliadora, Basílica del Sagrado Corazón, Roma / Foto: ANS.

Roma (19/05/2020 10:53, Gaudium Press) Desde niño existió una relación estrecha entre San Juan Bosco y la Virgen María, un vínculo que marcó su vida sacerdotal y su misión con la fundación y desarrollo de la Congregación Salesiana. 

Pero hay un episodio de su historia poco conocido relacionado con Nuestra Señora y que le ocurrió al santo meses antes de morir: lloró muchas veces mientras celebraba la Eucaristía.

Sucedió el 16 de mayo de 1887 mientras presidía la misa en el altar dedicado a María Auxiliadora en la Basílica del Sagrado Corazón de Roma, templo que es custodiado por los salesianos.

Cuentan que ese día al santo de la juventud se le vio llorar muchas veces, puesto que contempló su vida como un milagro. “Más de 15 veces se le vio luchando para finalizar la Santa Misa”, señalaron algunos testigos del momento.

El secretario del padre y maestro de los salesianos, el sacerdote Viglieti, también señaló sobre lo sucedido: “El llanto de Don Bosco impresionó a los presentes que muchos comenzaron a llorar”.

Entendió el sueño que tuvo cuando niño

Dicen que ese día, observando el cuadro de María Auxiliadora, el santo entendió el sueño que tuvo cuando niño, cuando Don Bosco tenía 9 años de edad.

San Juan Bosco, en una ocasión contó aquel sueño, en el que dice se le presentó Nuestro Señor, quien lo llamaba a ponerse al frente de un grupo de muchachos para educarlos indicándole: 

“No con golpes, sino la mansedumbre y la caridad deberás ganarte a éstos tus amigos. Ponte, pues ahora mismo a enseñarles la fealdad del pecado y la hermosura de la virtud”.

En aquel sueño, Jesús también le dijo: “Yo te daré la Maestra, bajo cuya disciplina podrás llegar a ser sabio y sin la cual toda sabiduría se convierte en necesidad”.

Desde entonces el santo siempre tuvo a su lado a María Santísima, quien lo acompañó por el resto de su vida y en toda la labor emprendida con la Congregación Salesiana. 

(Ver: El sueño que marcó a Don Bosco para toda la vida). 

El Altar de María Auxiliadora

María Auxiliadora de Giuseppe Rollini por ANS

Cuadro de María Auxiliadora, obra de Giuseppe Rollini (1887) / Foto: ANS.

Todo aconteció en el altar dedicado a María Auxiliadora en la Basílica romana. Don Bosco asistió el 14 de mayo a la consagración del templo, y dos días después celebró la misa en el altar de la Virgen. Allí lloró.

El altar fue donado entonces por el príncipe Torlonia, el cual fue adornado con una hermosa pintura de María “Auxilio de los Cristianos”, obra de arte de Giuseppe Rollini.

Unos meses después, el 31 de enero de 1888 San Juan Bosco fallecía en olor de santidad. 

Ver también:

Un tesoro de gran valor espiritual bajo la Basílica de María Auxiliadora de Turín

Con información de ANS y “Los Sueños de San Juan Bosco”, Padre Eliécer Salesman.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas