viernes, 23 de febrero de 2024
Gaudium news > En la evangelización, la primacía es del Espíritu Santo recalcó el Papa

En la evangelización, la primacía es del Espíritu Santo recalcó el Papa

Hoy la lectura del texto de la audiencia general estuvo a cargo de Mons. Filippo Ciampanelli, pues “Todavía me cuesta”, dijo Francisco.

Sin titulo 4

Foto: Screenshot Vatican Media

Redacción (06/12/2023 10:09, Gaudium Press)  Hoy la lectura del texto de la audiencia general estuvo a cargo de Mons. Filippo Ciampanelli, pues “Todavía me cuesta. Estoy mucho mejor, pero me fatigo si hablo demasiado”, según dijo el Papa.

El tema de la audiencia de hoy trató de cómo el anuncio del Evangelio, que es alegre, universal y actual, debe realizarse buscando que sea animado por el Espíritu Santo; la primacía es de Dios y del Espíritu en cualquier forma de evangelización. El hombre es sólo su colaborador.

“Sin el Espíritu Santo todo celo es vano y falsamente apostólico: sería sólo nuestro y no traería fruto. […] El Espíritu es el protagonista, precede siempre a los misionarios y hace brotar los frutos. ¡Esta conciencia nos consuela mucho! Y nos ayuda a especificar otra, igualmente decisiva: es decir que en su celo apostólico la Iglesia no se anuncia a sí misma, sino una gracia, un don, y el Espíritu Santo es precisamente el Don de Dios, como dijo Jesús a la mujer samaritana (cfr Jn 4,10)”, expresó el Pontífice.

Pero la primacía del Espíritu Santo no debe llevar a la indolencia:

“La confianza no justifica la retirada —dijo Francisco. La vitalidad de la semilla que crece por sí misma no autoriza a los campesinos al abandono del campo. […] El Señor no nos ha dejado cuadernos de teología o un manual de pastoral para aplicar, sino al Espíritu Santo que suscita la misión. Y la audacia valiente que el Espíritu Santo infunde nos lleva a imitar el estilo, que siempre tiene dos características: la creatividad y la sencillez”.

Recomendó el Papa invocar al Espíritu Santo constantemente:

“Él vivifica y rejuvenece la Iglesia: con Él no debemos temer, porque Él, que es la armonía, mantiene siempre creatividad y sencillez juntas, suscita la comunión y envía en misión, abre a la diversidad y reconduce a la unidad. Él es nuestra fuerza, el aliento de nuestro anuncio, la fuente del celo apostólico”.

Con información de Vatican News

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas