jueves, 01 de octubre de 2020
Gaudium news > Enfermo Mons. Ganswein

Enfermo Mons. Ganswein

Una fuente cercana al secretario de dos Papas dice que sufre “problemas renales graves”.

Roma (11/09/2020 08:56, Gaudium Press) La figura publicitada del secretario de dos papas, Mons. Georg Ganswein, es comúnmente una expresión de vitalidad y buen porte. Esa puede ser razón para que la noticia que trae CNA Deutsch impacte, además de la propia importancia del personaje.

Según fuentes cercanas al Arzobispo, este habría ingresado a un hospital con “problemas renales graves”. La fuente no ha ofrecido más detalles que eso.

Monseñor Ganswein

Monseñor Ganswein ha sido una figura de relieve desde hace muchos años, incluso en ambientes no eclesiásticos.

Ordenado sacerdote en 1984 a los 28 años, es doctor en Derecho Canónico por la Universidad Ludwig Maximilians. Además de haber trabajado en la Congregación para el Culto Divino y luego en la Congregación para la Doctrina de la Fe, Mons. Ganswein fue hecho profesor de Derecho canónico en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz.

Prelado de honor de Su Santidad en el 2006, es hecho por Benedicto XVI prefecto de la Casa Pontificia en el 2012, concediéndole luego el episcopado y la sede titular de Urbisaglia.

En entrevista pasada Mons. Ganswein refirió “una enfermedad grave del oído interno”, de la que aún sufre secuelas. “Sigo teniendo una ligera sensación de mareo, y el oído izquierdo tiene una capacidad auditiva limitada. Por desgracia, también sigo teniendo acúfenos, un tinnitus [zumbidos] muy molesto”.

Pero antes de la noticia de su afectación renal, no se reportaba un grave fallo en su salud.

En otra entrevista concedida poco después de la renuncia del Papa Ratzinger a Peter Seewald, uno de los más reconocidos biógrafos de Benedicto XVI, Mons. Ganswein contó su reacción cuando el Papa alemán le comentó de su futura dimisión:

“Mi primera reacción fue: ¡No Santidad, no puede hacer eso! Pero aquellas fueron palabras dichas desde el afecto. Enseguida, me di cuenta de que no me lo había contado para que lo ayudase a tomar la decisión; me estaba comunicando una resolución que ya había adoptado en firme”.

“Cuando el Papa me desveló lo que tenía pensado hacer, me obligó a mantenerlo bajo el compromiso de silencio. Se podrá imaginar que no me fue nada fácil, hubo situaciones en las que aquello casi me desgarraba por dentro”.

No imaginaba entonces Mons. Ganswein su pronto papel futuro como puente entre dos papas, al mantener sus labores como secretario privado de Benedicto, pero ser también prefecto de la Casa Pontificia de Francisco.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas