jueves, 01 de octubre de 2020
Gaudium news > Exarcado maronita en Colombia y Ayuda a la Iglesia que Sufre recogen fondos para ayudar al Líbano

Exarcado maronita en Colombia y Ayuda a la Iglesia que Sufre recogen fondos para ayudar al Líbano

Inmediatamente después del desastre, “Ayuda a la Iglesia que sufre” puso a disposición 250.000 euros para atender a la familias cristianas.

Bogotá (26/08/2020 09:03, Gaudium Press) La Asociación Pontificia Ayuda a la Iglesia que Sufre (ACN), sección Colombia, ha organizado la sesión “Por nuestros héroes necesitados de Beirut”, que tendrá lugar hoy 26 de agosto, a las 6 pm hora local, vía canal de Youtube del presidente de ACN Colombia, P. Astolfo Moreno. (Hacer clíc aquí)

La intención de esta sesión, en la que participará también el Exarca Maronita para Colombia, Mons. Fadi Bou Chebl, busca recaudar fondos para las miles de familias que se han quedado sin hogar y sin sustento básico, tras la explosión ocurrida en el puerto, de más de 2.700 toneladas de nitrato de amonia, el pasado 4 de agosto.

Ayuda a la Iglesia que Sufre ya ha repartido auxilios

Inmediatamente después del desastre, “Ayuda a la Iglesia que sufre” puso a disposición 250.000 euros para atender a la familias cristianas. Es claro que las necesidades son muchísimas. Por ejemplo, el barrio cristiano de Beirut está gravemente dañado.

Dramática situación

Apenas hay electricidad en Beirut, y en algunas partes tampoco teléfono ni Internet. Cerca de 90.000 casas han quedado destruidas o dañadas por la explosión. La ayuda internacional por un importe de 297 millones de dólares que se prometió el domingo 9 de Agosto es claramente insuficiente.

Ya antes de la explosión, los patriarcados católicos (maronita, greco-católico, sirio-católico, armenio) del Líbano, junto con parroquias e instituciones como Cáritas y las Sociedades Misioneras Pontificias, crearon un comité para ayudar a los cristianos anteel aumento de la inflación y el desempleo. Muchas familias padecían hambre y estaban pensando en abandonar el Líbano.

En este contexto, se elaboró un plan de distribución de suministros de ayuda. Esto significa que también ahora, después de la explosión, la Iglesia está en condiciones de distribuir la ayuda procedente del extranjero; por ejemplo, alimentos, medicinas, mantas, etc.

Compromiso de los jóvenes

Los jóvenes católicos han dado, en medio de la tragedia, grandes muestras de generosidad y don de sí.

Miles de jóvenes cristianos voluntarios colaboran con la tarea de distribución de ayudas de emergencia, y también de remoción de escombros.

Acerca de la ayuda que está prestando ACN en el Líbano, se manifestó la Hna. Hanan: “He sobrevivido a 15 años de guerra civil y, sin embargo, no hubiera podido imaginar que algo tan horrible le fuera a sucedera nuestro pueblo”, y añadió: “Ahora más que nunca, la gente necesita ayuda. Estamos muy agradecidos por las oraciones y el apoyo de nuestros queridos amigos de ACN”.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas