jueves, 20 de junio de 2024
Gaudium news > Familia cristiana fue atacada brutalmente por musulmanes en Pakistán

Familia cristiana fue atacada brutalmente por musulmanes en Pakistán

El ataque al zapatero Masih y su familia se debió a falsa acusación de blasfemia. Masih está en cuidados intensivos.

hamid roshaan 9Kj1C8iuX84 unsplash

Foto: Hamid Roshaan en Unplash

Redacción (29/05/2024, Gaudium Press) Diversos medios reportaron el ataque sufrido por una familia cristiana en Pakistán, el pasado sábado 25, cuando el zapatero Nazir Gill Masih fue golpeado tras falsa acusación de haber quemado páginas del Corán. Gill Masih es dueño de una zapatería en la localidad de Sargodha, provincia de Punjab.

Alrededor de las 7:00 horas de ese sábado, cientos de musulmanes rodearon la fábrica de Masih, que es también su residencia. Aunque una decena de sus familiares pudieron huir, al zapatero le propinaron una brutal golpiza que solo cesó con la aparición de la policía. Él se encuentra en unidad de cuidados intensivos.

El Arzobispo de Islamabad y presidente del episcopado pakistaní, Mons. Joseph Arshad, visitó el lugar de los hechos el mismo sábado, y aseguró sentirse “conmocionado y muy triste” tras este incidente “inhumano”.

Fui inmediatamente a Sargodha, porque está en mi diócesis, y tenía que estar con mi gente, animar a mi gente y a mis sacerdotes, y hablar con la administración para ver si están llevando a cabo una investigación justa de los incidentes”, dijo. Además hizo un llamado a las autoridades a desarrollar políticas que realmente preserven la seguridad de los cristianos.

Aunque la situación “está bajo control”, el prelado aseguró que “la población cristiana todavía tiene miedo”. “La mayoría se ha ido a vivir con otros familiares. Cáritas estará a su lado si necesitan algún apoyo”, afirmó.

No es fácil la situación de los cristianos en un país donde solo representan el 1.3% de la población, y en cuya legislación encuentran muchas veces instrumentos de persecución. En Pakistán se suceden corrientemente las falsas acusaciones de blasfemia, recurso usado con frecuencia para encausar rencillas personales.

Las condenas por el delito de blasfemia pueden llegar a la pena de muerte o cadena perpetua, algo que ya el mundo conoce desde la triste historia de Asia Bibi.

El ataque del sábado recuerda los disturbios de agosto de 2023 en Jaranwala, también en el este de Pakistán, cuando musulmanes atacaron masivamente iglesias y hogares de cristianos, tras acusaciones de una supuesta profanación del Corán por parte de un cristiano.

Con información de Aciprensa.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas