miércoles, 25 de noviembre de 2020
Gaudium news > Hace 1400 años Honorio I, el Papa condenado por un Concilio, subía al Pontificado

Hace 1400 años Honorio I, el Papa condenado por un Concilio, subía al Pontificado

La vida del Papa Honorio es como esas cosas que sí hacen parte de la historia de la familia pero que normalmente no se gusta en recordar.

Redacción (26/10/2020 10:48, Gaudium Press) Mañana hace 1395 años, era elegido Honorio I como Pontífice de la Iglesia Católica, Apostólica y Romana. Aunque el tema fue ampliamente discutido en el Concilio Vaticano I, incluso en nuestros días su vida y ejecuciones suscitan polémicas en torno a la infalibilidad pontificia.

La vida del Papa Honorio es como esas cosas que sí hacen parte de la historia de la familia pero que normalmente no se gusta en recordar. Es como ese antepasado que antecedió en la sangre y por donde pasó la estirpe, pero que cuando su nombre se menciona todos bajan la cabeza o esconden la mirada, cambian de tema y piensan que sería bueno que el  que lo trajo a la memoria pagara una pequeña penitencia…

Sin embargo, cuando hablamos de la Historia de la Iglesia el enfoque debe ser diverso, porque siempre – incluso en los capítulos más oscuros – podremos ver la mano de Dios, de Aquel que prometió que las puertas del infierno no prevalecerían contra ella. Siempre será posible extraer sabias lecciones y renovar la esperanza.

***

No se sabe cuando nació Honorio; se conoce que lo hizo en la región de Campania, y murió en Roma el 12 de octubre de 638.

Subió al Pontificado en el año 625.

El tema de su tiempo fue el monofisismo y el monotelismo.

El monofisismo decía que en Cristo había naturaleza divina y no humana, lo que no es realmente exaltación del Salvador, sino que al no participar Él de nuestra condición carnal, no se hacía enteramente puente entre la humanidad pecadora y Dios Creador y agraviado, con lo que quedaba entredicho la redención. Era el monofisismo la versión ‘contraria’ del arrianismo, el cual negaba la naturaleza divina de Cristo, pero igualmente errada; eran las dos caras de una misma moneda falsa.

¿Y el monotelismo? Fue este una versión ‘apaciguada’ del monofisismo (las versiones ‘apagadas’ de la herejía son con frecuencia más peligrosas), que si bien parecía admitir la naturaleza humana de Cristo, negaba que existiera una voluntad humana en Jesús, con lo que terminaba conduciendo a la herejía monofisista, y a la negación de la naturaleza humana en Cristo.

La doctrina verdadera es que Jesús tiene dos naturalezas, divina y humana, en una misma persona. Y que las operaciones de esas dos naturalezas se pueden distinguir, hay operaciones divinas y operaciones humanas, y por tanto sí hay voluntad humana en Cristo: esta voluntad humana del Redentor deseaba efectivamente y tenía libre arbitrio.

Un apoyo mortal a Sergio

Sin embargo, un día Honorio envió una carta apoyando la política del Patriarca monotelita Sergio, en la que afirmaba: “Por lo cual reconocemos una voluntad de nuestro Señor Jesucristo, pues evidentemente fue nuestra naturaleza y no el pecado en ella la que fue asumida por la Divinidad, es decir, la naturaleza que fue creada antes del pecado, no la naturaleza que fue viciada por el pecado”. Por tanto, una afirmación de corte monotelita, y sumamente engañosa.

Esa afirmación de Honorio no era ‘ex cathedra’, es decir no era una definición solemne pontificia, pero tampoco fue una afirmación privada, pues era respuesta del Papa a una consulta formal. (1) Recordemos que las definiciones papales ex cathedra, en las que está implicada su infalibilidad, son afirmaciones del Pontífice sobre fe y moral, definiendo una verdad, usando de su autoridad como pastor universal de la Iglesia y maestro universal.

Le tocaba al Papa pronunciar una decisión dogmática y salvar la situación; pero no hizo nada de eso. Su respuesta a Sergio no resolvió la cuestión, no declaró autoritativamente la fe de la Iglesia Romana; no pretendió hablar con la voz de Pedro; no condenó nada, no definió nada. Honorio estuvo completamente de acuerdo con la cautela que Sergio recomienda”, (2) expresa la Enciclopedia Católica.

Las palabras de Honorio fueron interpretadas y usadas por los monofisitas – con el patriarca de Constantinopla Sergio a la cabeza – para sostener su doctrina herética.

Muerto Honorio, las discusiones se avivan y solo comienzan a zanjarse cuando llega un Papa santo, San Martín, quien en el Concilio de Letrán de 649 condena escritos heréticos monotelitas. Pero finalmente en el tercer concilio de Constantinopla, es ratificada una Carta del papa San Agatón, que condenaba las tesis monofisitas, las claras y las oscuras, las intensas y las mitigadas. La Carta se volvía signo de fe, y el católico debía aceptarla so pena de quedar excluido de la comunión de la Iglesia.

El Concilio condena

Asimismo, a la par de la condenación de los principales representantes del monofisismo, en la decimotercera sesión del Concilio (28 de marzo de 681) también se condenaba al Papa Honorio:

“… y fueron expulsados por él, porque tenían opiniones contrarias a nuestra fe ortodoxa; y a estos declaramos sujetos al anatema. Y además de ellos, decidimos que también Honorio, quien fue Papa de la antigua Roma, sea arrojado con ellos fuera de la santa Iglesia de dios, sea anatematizado con ellos, porque hemos hallado en su carta a Sergio [patriarca de Constantinopla monotelita] que siguió su opinión en todas las cosas y confirmó sus malvados dogmas”.

De hecho, la defensa de la ‘única voluntad’ en Cristo de Honorio podía ser entendida como que no había ninguna contradicción o choque entre la voluntad divina y la voluntad humana de Jesús. Pero al querer impedir que se emplearan expresiones como “dos operaciones” o “dos voluntades” (dos ‘energías’) en Cristo, Honorio estaba favoreciendo la herejía, y esto lo condenó el Concilio.

En las aclamaciones finales se gritó el anatema a Honorio entre los otros herejes. El solemne decreto dogmático, firmado por los legados, todos los obispos y el emperador, condenó a los herejes mencionados por San Agatón ‘y también a Honorio que fue Papa de la antigua Roma’ mientras que aceptó con entusiasmo la carta de San Agatón”, (3) dice la enciclopedia católica.

La condenación a Honorio no había sido por monotelita explícito, sino por haber aprobado la política del Patriarca de Constantinopla Sergio, quien prohibió que fueran usadas fórmulas completamente ortodoxas en el momento en que se difundía la herejía.

San Agatón muere antes de concluir el Concilio de Constantinopla, y su sucesor, León II confirma los decretos del Concilio. En su carta de confirmación de los decretos, San León tiene también palabras durísimas contra el Papa Honorio: “Anatematizamos a los inventores del nuevo error, es decir, Teodoro, Sergio… y también a Honorio, que no intentó santificar su Iglesia Apostólica con la enseñanza de la tradición apostólica, sino que por una traición profana permitió que su pureza fuera manchada”. (4)

Incluido en lista de herejes

Posteriormente el Papa Honorio fue incluido en las listas de herejes anatematizados por el Concilio in Trullo y por el séptimo y octavo concilios ecuménicos sin ningún comentario especial; también en el juramento tomado por cada nuevo Papa desde el siglo VIII hasta el XI en las siguientes palabras: “Junto con Honorio que añadió combustible a sus malvadas afirmaciones” (Liber Diurnus, II, 9).” (5)

Estas condenaciones, posteriores a la vida de Honorio, y que le atraerían el descrédito de los siglos, no eran compartidas por sus contemporáneos.

Honorio trabajó mucho por el embellecimiento de las iglesias romanas, inclusive se empeñó en importantes obras civiles como reparaciones al acueducto de Trajano. Mantuvo nutridas relaciones con las diversas Iglesias locales, que respondían satisfactoriamente a sus llamados.

Pero hoy el mundo poco lo recuerda por esto, sino por no haber tenido la firmeza debida en atacar la herejía, y más bien empeñarse en favorecerla.

Por Saúl Castiblanco

_____

1. Cfr. Papa Honorio I. Enciclopedia Católica Online. https://ec.aciprensa.com/wiki/Papa_Honorio_I

2. Ídem.

3. Ídem.

4. Ídem.

5. Ídem.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas