viernes, 01 de julio de 2022
Gaudium news > Historia, Oración y Frases de San Felipe Neri

Historia, Oración y Frases de San Felipe Neri

La Iglesia Católica celebra hoy, 26 de mayo, la memoria de San Felipe Neri, conocido como el Santo de la Alegría y la Caridad, patrón de los educadores.

Redacción (26/05/2022 14:49, Gaudium Press) San Felipe Neri nació en la ciudad italiana de Florencia en 1515. Realizó sus estudios filosóficos y teológicos con los agustinos en Roma. Siempre que podía, practicaba la caridad con los pobres y necesitados, scon gran alegría.

El Santo llamó la atención de su confesor, quien le pidió ayuda para fundar la Cofradía de la Santísima Trinidad, para asistir a los peregrinos pobres y enfermos. A la edad de treinta y seis años fue ordenado sacerdote.

Inició la hermosa obra del Oratorio del Divino Amor, dedicándose a los jóvenes y siendo testigo de su alegría. San Felipe Neri murió el 26 de mayo de 1595, a la edad de 80 años y pasó a ser conocido como el Santo de la Alegría y la Caridad.

Frases de San Felipe Neri

01 – “¡En la guerra por la pureza, sólo ganan los cobardes, es decir, los que huyen!”

02 – “Quien no puede dedicar mucho tiempo a la oración, que al menos eleve su corazón muchas veces a Dios”.

03 – “Esta sola razón debe ser suficiente para mantener feliz a un creyente: saber que tiene a la Virgen María con Dios, que pregunta por él”.

04 – “Quien se impacienta con la Cruz encontrará una más pesada”.

05 – “Es posible restaurar las instituciones con la santidad, y no restaurar la santidad con las instituciones”.

06 – “No hay nada más desagradable para Dios que un alma orgullosa de sí misma”.

07 – “Quien voluntariamente se pone en la ocasión diciendo: ‘No me voy a caer’, está más cerca de la caída”.

08 – “¡Sólo la Comunión puede mantener puro el corazón a los veinte años! No puede haber castidad sin la Eucaristía”.

09 – “El Espíritu Santo de Dios sólo habita en los corazones puros y sencillos”.

10 – “La lectura de la vida de los Santos es el mejor medio para conservar la piedad”.

Oración a San Felipe Neri

Oh glorioso San Felipe, tú que fuiste tan favorecido por Dios para ayudar y consolar a tus hijos espirituales en la hora de su muerte, sé mi abogado y padre, cuando me encuentre en ese tremendo transe. Obtenme la gracia, para que en ese momento no me venza el demonio, que la tentación no me oprima y que el miedo no me desaliente.

Fortalecido por la fe viva, la esperanza firme y la caridad ardiente, sostenme con perseverancia en esta última lucha, para que, lleno de confianza en la misericordia de Dios, en los méritos de Jesucristo y en la protección de María Santísima, pueda ser hecho digno morir en la muerte de los justos y llegar a la patria bendita del paraíso para ver y alabar a Dios contigo y con todos los santos del cielo. Amén. (EPC)

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas