miércoles, 05 de agosto de 2020
Gaudium news > Hoy la Iglesia conmemora a San Enrique II, emperador, cuñado de San Esteban de Hungría

Hoy la Iglesia conmemora a San Enrique II, emperador, cuñado de San Esteban de Hungría

Emperadores buenos los hubo varios. Comenzando por el gran Carlomagno, de quien San Enrique descendía. Pero declarado Santo por la Iglesia, solo el que hoy conmemoramos.

Redacción (13/07/2020 06:25, Gaudium Press) La santidad es para todos los estados de vida. Para una empleada doméstica como Ana María Taigi, para una religiosa joven como Santa Teresita del Niño Jesús, pero también para un emperador como el santo de hoy, San Enrique II (973-1024), monarca del Sacro Imperio Romano Germánico.

La fe en la gran Edad Media

Emperadores buenos los hubo varios. Comenzando por el gran Carlomagno, de quien San Enrique descendía. Pero declarado Santo por la Iglesia, solo el que hoy conmemoramos.

Es cierto también que hubo emperadores no buenos, pero por lo menos en esos tiempos donde ya podemos hablar de Cristiandad – es decir, de conjunto de naciones cristianas – la fe era la principal preocupación de la mayoría de las gentes de entonces.

El hermano de Enrique era el obispo Bruno, su hermana Brígida fue monja, su otra hermana Gisela fue esposa de San Esteban, rey de Hungría.

Tuvo la fortuna inmensa de tener un tutor santo, San Wolfgan, obispo de Ratisbona, a quien su madre lo confió desde tierna edad, y quien lo forma en sabiduría pero sobre todo en virtud.

Hijo de Enrique II el Pendenciero, o también el Batallador, al morir su padre heredó el ducado de Baviera, y cuando muere su primo el Emperador Otón III sin descendencia, accesó al trono del Imperio, según lo quisieron los príncipes electores. Esto ocurrió en el año 1002.

Como todo monarca de esos tiempos, tiene que luchar para mantener la paz del reino, y también consolidar sus fronteras, particularmente contra el Principado de Polonia. También lucha contra los bizantinos y restaura en el trono de Pedro a Benedicto VIII. Un día va a Roma y es coronado como emperador del Sacro Imperio Romano Germánico junto con Santa Cunegunda su esposa; qué gracia para un santo emperador tener como consorte a una santa emperatriz. Su estilo de gobierno combinaba firmeza y suavidad. Fue un gran estratega militar.

Era fuerte, era piadoso

Se le apodaba a San Enrique II como “el piadoso”, pues siempre tuvo como intención favorecer la piedad cristiana.

También quiso una reforma espiritual del clero y con tal motivo convoca un Concilio en Francfort, de donde surgen normas disciplinarias que luego San Enrique busca hacer cumplir. Bellos tiempos estos en los que los laicos respetan a sus sacerdotes, pero saben que es preciso que estos también sean santos.

Nos cuenta la historia que es su cuñado, San Esteban de Hungría, a quien se debe la cristianización de ese reino. También ahí se ve la influencia del Emperador santo de hoy, pues había puesto como condición al Rey Esteban de Hungría, para concederle la mano de su hermana, que propagara el catolicismo por todo el reino.

Algo que también hizo de forma incansable San Enrique Emperador, quien por doquier levantaba iglesias, construía conventos, apoyaba de todas las maneras la evangelización. Instituyó muchas sedes episcopales. Colaboró en demasía con la gran orden religiosa de entonces, la orden de Cluny. Fue gran amigo del abad de Cluny San Odilón.

Murió un día que nadie lo esperaba, el 13 de julio de 1024, teniendo apenas 51 años.

Cuando ya sentía que se acercaba la muerte, llama a su lecho de dolor a los grandes del reino y a los padres de su esposa santa Cunegunda y les dice: “He aquí a la que vosotros me habéis dado por esposa ante Cristo; como me la disteis virgen, virgen la pongo otra vez en las manos de Dios y vuestras”.

Fue canonizado en el 1146 por el Beato Eugenio III.

Magnífico ejemplo esta gran vida, de cómo se puede ser santo cumpliendo altas funciones civiles, siempre bajo el auxilio de la gracia divina y alimentado por la piedad.

Con información de Aciprensa y Catholic.net

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas