sábado, 16 de octubre de 2021
Gaudium news > Iglesia en Colombia es incendiada criminalmente mientras los fieles asisten a misa

Iglesia en Colombia es incendiada criminalmente mientras los fieles asisten a misa

Según el párroco, padre Guillermo Zuluaga, el daño causado pudo haber sido del orden de los 20 millones de pesos.

Redacción (01/10/2021 16:21, Gaudium Press) En la tarde del pasado martes 28 de septiembre, un grupo de al menos 100 feministas prendió fuego a la iglesia parroquial de San Ignacio de Loyola, ubicada en la ciudad colombiana de Medellín. El hecho se agravó aún más por el hecho de que en el interior de la iglesia, una cincuentena de fieles asistían a la Santa Misa presidida por el párroco, padre Guillermo Zuluaga.

El sacrilegio se produjo con motivo de la marcha del día de la “acción global por un aborto legal y seguro”, que se realiza desde 1990, y que fue instituida durante el V Encuentro Feminista Latinoamericano y Caribeño, realizado en Costa Rica.

Manifestación feminista

Alrededor de las 6:30 pm las feministas se reunieron en la plaza frente a la iglesia y comenzaron a gritar consignas a favor del aborto. Por ello, un grupo de fieles decidió cerrar las puertas del templo, temiendo que hubiera un ataque al interior del edificio religioso.

Este hecho enfureció a las feministas, que comenzaron a hacer graffiti en las puertas y paredes de la iglesia. Luego, aún más violentamente, decidieron atacar el templo arrancando sus barrotes y prendiendo fuego a una de las puertas, que era toda de madera. Según el padre Zuluaga, los fieles entraron en pánico ante la idea de que toda la iglesia se incendiara.

Fuego y vandalismo contra la iglesia

Estos mismos creyentes usaron extintores de incendios para apagar el fuego y evitar que se extendiera por la iglesia. Las llamas se extinguieron una hora después. Después de nuevos ataques violentos por parte del grupo de feministas, los fieles lograron salir de la iglesia por las puertas de la oficina parroquial.

A las 11 de la noche, otro grupo de vándalos incluso cubrió el grafiti de la tarde con pintura gris, dañando aún más la propiedad. Según el párroco, el daño causado pudo haber sido del orden de los 20 millones de pesos. Además, la puerta era centenaria y la piedra de la fachada es bicentenaria. (EPC)

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas